Puglia

Roadtrip por Puglia: ruta de 8 dias

Italia Puglia

Las ganas y tiempo que invertimos en este viaje no han tenido precedentes para nosotros. A pesar de ser un destino próximo y fácil, la información sobre la región de Puglia no es abundante. Más allá de sus más famosos atractivos, como los trulli de Alberobello, se encuentran regiones de playas vírgenes, espacios naturales protegidos y pueblos por los que no ha pasado el tiempo. Además de todo esto, Puglia te ofrece el estilo de vida del sur de Italia que tanto nos gusta. ¿Tienes tantas ganas de hacer con nosotros roadtrip por Puglia durante de 8 días como nosotros de compartirlo?

“Si París tuviera el mar, sería una pequeña Bari”, esta frase utilizada con humor por los pugliesi quiere subrayar la belleza de su tierra. Esto es verdad, la Apulia (o Puglia en castellano) es una cautivadora tierra llena de colores, sabores y olores. Una tierra auténtica que guarda en su interior muchos secretos esperando a ser descubiertos.

Historia de Puglia

Para empezar esta ruta por Puglia de 8 días, nos gustaría que conocierais algunos de los datos de la región para ponernos en situación.

Apulia se encuentra entre dos mares Ionio y Adriático y es conocida como “el tacón de la bota de Italia” (la similitud entre la forma del territorio de Italia y una bota es algo que no pasa desapercibido). Durante el medievo, los puertos de Apulia eran los puntos de encuentro más importantes entre el mundo griego y medioriental. Por ello, no fueron puntos especialmente atacados en las sucesivas guerras y batallas.

La mayoría de esculturas, lugares y edificios siguen conservados en un buen estado y parece que no han sufrido el paso del tiempo. La tradición italiana y de la región sigue siendo fuerte a pesar del incremento del turismo y de su popularidad entre los celebrities, que últimamente eligen Puglia para celebrar su boda.

Cuándo visitar Puglia

El mejor momento para hacer un roadtrip por Puglia es el principio de temporada, sobre todo mayo y septiembre. Durante estos meses, ya se celebran muchos eventos culturales ya que la afluencia es mayor, y las temperaturas suaves os dejarán daos baños de lujo en los martes de Puglia.

Durante julio y agosto la afluencia es muy grande ya que es un destino muy elegido por otros italianos para pasar sus vacaciones. Eso sí, podrás meterte en el ambiente italiano estivo de los lidos y villaggio turistichi de lleno, pero de eso ya hablaremos más adelante.

Roadtrip por Puglia: itinerario de 8 días

Etapa 1: provincia de Bari – la tierra de los trulli

Arrancamos nuestro roadtrip por Puglia en Bari. La Apulia está muy bien conectada en avión con España y por carretera con el resto de Italia. Tanto el aeropuerto de Bari como el de Brindisi tienen vuelos directos con la mayoría de aeropuertos grandes de España.

Hacer un ruta por Puglia de 8 o 10 días es la mejor forma de conocer la región.  A la hora de conducir un coche en Puglia debéis seguir ciertos consejos para no sentiros perdidos y saber donde aparcar en las ciudades.

La primera noche y nada más llegar a Bari, disfrutamos de una focaccia pugliese, pescado frito y algunas cañas de Peroni. La segunda fábrica de birra Peroni se estableció en Bari a principios del siglo XX, y desde entonces es la cerveza oficial de la región. Las fábricas están en uso, pero no están abiertas al público. Si quieres conocer la historia de la birra Peroni, tendrás que ir un poco mas al norte, concretamente a Roma, donde está el museo y archivo histórico Peroni.

Alojamiento
Durante las primeras tres noches de nuestro roadtrip por Puglia nos alojamos a las afueras de Bari, donde disfrutamos de la amabilidad de los dueños y de su mermelada caseras y especialidades de Apulia. Desde aquí visitamos la provincia de Bari y Brindisi. Una opción diferente, sobre todo si quieres hacer la ruta en transporte público, es alojarse dos noches en Bari y una en Brindisi.

Día 1: Alberobello, Putignano y Bari

El interior de la provincia de Bari es imprescindible en un roadtrip por Puglia. A los lados de las carreteras cada campo de cultivo está coronado por un trullo. Al principio llamarán tu atención estas originales construcciones. Después ya pasarán a formar parte del paisaje y los admirarás si asombro. Pero, ¿qué es un trullo?

Los trulli son construcciones realizadas con antiguas técnicas de mampostería, y sin cemento. Tiene una forma cónica pensada para mantener una buena temperatura al interior. Desde 1996 son Patrimonio de la Unesco. Se cree que algunos de ellos son de la época prehistórica. En esas casas solían vivir “cozzaro“, es decir, la gente que trabajaba la tierra en el campo.

  • Alberobello

Nuestra primera parada en la provincia de los trulli fue Alberobello, donde el principal atractivo de estos pueblitos son los propios trulli. Alberobello, Castellana Grotte, Coreggia, Putignano y otros pueblitos alrededor de Bari son ideales para pasear sin prisa y disfrutar de su gastronomía.

En Alberobello la cima de cada trullo tiene un símbolo diferente que se dice servía para a reconocer su hogar y también para alejar el malochio (mala suerte). En este pueblo disfrutarás muchísimo de todas casitas blancas que se mezclan con el azul del cielo y las construcciones normales.

El pueblo está visiblemente dividido en tres partes. La primera es el centro histórico, donde viven más locales, los trulli se mezclan con construcciones normales. Aquí está el Trullo Sovrano, particular por ser el único de Alberobello en tener dos pisos y varias construcciones superpuestas. Se encuentra detrás de la Chiesa dei Santi Medici Cosma e Damiano. En esta zona hay muchas rosticcerias locales donde podrás probar la tradicional puccia o una rica focaccia.

La zona más tranquilla es la conocida como rione Aia Piccola, un barrio en el que pasear entre sus trulli y amables habitantes que elaboran las famosas orecchiete en las puertas de sus casas.

En esta zona hay varios museos dedicados a la artesanía de la zona, como el Museo dell’Artigianato Dei vecchi e dei Nuovi mestieri y el Museo del’Olio. Muy cerca encontraréis una construcción peculiar: la casa del’Amore. Es utilizada como sede cultural de varios eventos, y es el primer edificio que se construyó sin forma de trullo, allá por la Edad Media.

Desde el Belvedere de Santa Lucia podrás disfrutar de unas vistas maravillosas a los cientos de trulli que te hará sentir en una ciudad única.

parada de roadtrip por Puglia
Trulli de Alberobello

La otra parte del pueblo es, oficialmente, el barrio dei trulli (el barrio de los trullos), oficialmente llamado rione Monti.

En rione Monti prácticamente todas las construcciones son trulli. A diferencia de los que encontrarás en el centro del pueblo, aquí pocos son viviendas particulares. Esta zona está muy enfocada al turismo, por lo que encontrarás tiendas, restaurantes con vistas y alojamientos dentro de los trulli.

Caminar por este barrio es encantador. Trulli blancos, adornados con símbolos y flores frescas, artesanía y folclore de Puglia, y la curiosa iglesia trullo: la chiesa a Trullo di Sant’Antonio.

  • Castellana Grotte

Si os atrae conocer los trulli en un ambiente menos turístico, os aconsejamos Castellana Grotte, un sitio no muy alejado de Alberobello con encanto donde también se pueden visitar sus famosas cuevas de origen kárstico de más de 3km de longitud. En la página web de las Cuevas de Castellana podéis consultar horarios y comprar las entradas online.

  • Putignano

La segunda parada del primer día de nuestro roadtrip por Puglia fue Putignano. Este pequeño pueblo que nos cautivó por su comida y sus callecitas intramura (dentro de la muralla de la ciudad).

En Putignano disfrutamos de nuestra primera comida pugliese en una friggitoria. Una friggitoria es un local típico de Italia donde puedes tomar comida ya preparada (sobretodo pescado), aunque también pescado fresco y platos de pasta o arroz.

Antipasti de Pescado en restaurante de Putignano
Entrante de pescado y pasta con tallinas

Entre los muchos edificios de Putignano, nos llamaron la atención la iglesia de San Pietro y la de San Domenico, además de sus calles con de estilo barroco. Éste es uno de esos pueblos por los que parece que no ha pasado el tiempo. Los vecinos hablan entre ellos desde las ventanas de los edificios, tienden en la calle y pasan las mañanas en la puerta de su casa, al sol.

Un abuelito, sentado una silla en madera de la que no se movió en horas, nos contó algunas de las tradiciones y historias de este pueblo. Nos encanta escuchar las historias de la gente ya que además de descubrirte un mundo diferente, te dan siempre el mejor consejo sobre su pueblo. Él nos repitió varias veces que teníamos que volver al Carnaval de Putignano, el más largo de Europa que empieza el 26 de diciembre y acaba en el martes gras. Le tendremos que hacer caso, ¿no?.

Antes de irnos de vuelta a Bari, disfrutamos de una buenísima cervecería Birreria OI, en la parte nueva de la ciudad. En este local puedes elegir entre varias cervezas italianas e internacionales. Aquí también encontramos varias panaderías o rosticceria, donde podrás encontrar desde pasta al horno preparada para llevar, hasta focaccia y fritos.

🍴 En La Friggitoria San Domenico podrás degustar típicos platos de pescado y pasta con frutos de mar deliciosa. Además es muy económico.
  • Bari

La capital de Apulia es maravillosa. En ocasiones, recorriendo sus calles, tienes la sensación de encontrarte en otro tiempo. Esta sensación es una de las que más nos gusta sentir al viajar.

Bari
Calles de Bari

La ciudad de Bari se divide en dos partes: Bari Vieja y Bari Nueva. La Bari Vecchia conserva edificios de 1800 e incluso más antiguos. La Bari Vecchia se caracteriza por sus callejones estrechos y distinguidos pórticos. Un bonito lugar a tener en cuenta es el fortino de Sant’Antonio, donde puedes disfrutar de unas bonitas vistas al puerto de Bari.

Vista del Puerto de Bari
Vista del puerto viejo de Bari

Ya adentrándonos en la ciudad, en las entradas de los edificios de la calle del’Arco las “nonnas (abuelas) preparan orecchiette, pasta fresca y taralli recién hechos que venden a los turistas. Apunta bien esta calle, ¡no te vas a poder resistir!

La frontera entre la Bari vecchia y la Nueva la forman dos lugares simbólicos: La Iglesia de San Nicola y el Castillo Federiciano. La iglesia fue construida entre lo siglos XI y XII.

Dentro de la parte nueva, está la iglesia antigua construida bajo tierra, donde puedes encontrar las reliquias del Santo. Por otro lado, el castillo Federiciano es de origen normando, aproximadamente construido en el 1132. Es posible pasear por su fuerte y visitarlo.

Roadtrip por Puglia
Vistas desde el Castillo de Bari

El bonito paseo marítimo lleva hasta a la Bari Nueva, que representa el centro cultural y joven de la ciudad. Aquí se encuentra el famoso Teatro Petruzzelli y el Piccinini, ambos construidos en siglo XIX y considerados los más célebres de Italia. Aunque el Petruzzelli fue destruido causa un incendio en el 1991, fue reconstruido y ahora es uno de los símbolos de la ciudad.

Corso Vittorio Emanuele y via Sparano son las arterias comerciales de la ciudad. Están llenas de comercios, bares y restaurantes donde es posible disfrutar de un aperitivo entre amigos o comer las especialidades pugliesi.

🍴 Esta noche cenamos en La Uascezze, en muy buena compañía y a buen precio. El nombre del restaurante significa encuentro con amigos en un ambiente de fiesta en el dialecto de Puglia. En este restaurante típico hemos disfrutado de los taralli, riso patate y cozze, parmigiana bianca y más delicias.

Día 2: Polignano a mare y Monopoli

  • Polignano a mare

El segundo día de nuestro roadtrip por Puglia nos lleva a Polignano a mare es una de las estampas de mar más famosa de Puglia, en concreto la cala del puerto. ¿Sabéis por qué? Lama Moncahile, conocida también como Cala Porto, es muy famosa por encontrarse entre dos altos acantilados. En las rocas que forman los acantilados hay muchas cuevas naturales donde es posible ver algunas especies marinas raras. Las cuevas, además de ser el paraíso para hacer snorkel, son en ocasiones la sede de restaurantes y otros locales.

Playa en ruta por Puglia
Cala Porto Polignano al Mare

Polignano al Mare ha sido elegido como uno de los mares más limpios de Italia durante 4 años consecutivos. Además también se realiza aquí la famosa challenge Red Bull Cliff Diving. El pueblo es famoso también por ser el lugar de nacimiento de Domenico Modugno, el cantante de Volare. De hecho, hay una estatua en el centro de la plaza del pueblo que recuerda al cantante pugliese.

Además, Polignano a mare es un pueblo donde se han gravado muchas películas italianas y no nos extraña. Directores y guionistas han elegido esta ubicación para rodar las películas Io che amo solo te y La cena di Natale, entre otras.

Las mejores vistas de Polignano las tendréis desde el mar y el paseo marítimo. Para ver desde una perspectiva original las Cuevas de Polignano podéis montar en uno de los clásicos barquitos que conducen los locales y poder ver los restos de construcciones romanas en la piedra. Desde el paseo marítimo hay diversos puntos que hacen la función de miradores al pueblo y las cuevas.

Cuevas de Polignano al Mare

En la centro histórico del pueblo, destaca la iglesia de Santa Maria Assunta, construida en el 1800, donde se encuentran antiguas obras de los siglos XVI y XVII. Además de admirar sus iglesias, no dejéis de perderos por las estrechas callecitas, miradores y de admirar las casas típicas de pescadores. Seréis testigos de uno de los encantos de Puglia, el vivir despacio.

🍴 Si hablamos de gastronomía, algo que ya sabéis que nos gusta mucho, recordad un nombre: Tomarito. Éste es un local pequeño y acogedor con pescado fresco que mezcla los sabores de Puglia de forma muy original creando una satisfacción para los ojos y para el paladar. ¡Ideal para irte con buen sabor de boca de Polignano! Su versión más chic es el restaurante Pescaria, la misma calidad en un ambiente más elegante.
  • Monopoli

Monopoli es un bello pueblito pesquero que debéis incluir en vuestro roadtrip por Puglia. Para nosotros es uno de los pueblos más bonitos de Puglia, sobre todo por su puerto viejo que parece sacado de una postal. La pequeña ciudad situada en el mar Adriático ha sido un punto neurálgico en el comercio con oriente y es todavía uno de los puertos más activos de Puglia.

Popularmente se dice que se puede comer el mejor marisco de toda la región. Os aconsejamos probar aquí el famoso riso, patate e cozze frente al mar, ¡seguro que tiene un sabor especial!

Puerto antiguo de Monopoli
Puerto antiguo de Monopoli

En esta ciudad de casi 50.000 habitantes, las iglesias son incontables. En cada esquina hay una capilla, una catedral o una basílica diferente. Os aconsejamos que entréis a cada iglesia que esté abierta, ya que algunas con fachadas simples son en su interior son una maravilla. No es necesario que busquéis ninguna en concreto, aparecerán solas en vuestro camino.

La iglesia que sí o sí tenéis que visitar es la Basilica Cattedrale construida en 1107, donde siguen todavía restos de la época romana en su cripta.

Otro elemento omnipresente en Monopoli son los patios interiores de algunos palacetes antiguos convertidos en varias viviendas. Algunos locales dejan las puertas de sus portales abiertos, otro no, y algunos son sede de eventos culturales y podrás verlos sin problemas.

Recordad que aquí viven personas y que no está muy bien visto hacer fotos, así que respetad su intimidad. Simplemente admirar su forma de vida, las ventanas que dan al interior del gran patio, las escaleras monumentales del palacete y los olores que salen de cada hogar.

Uno de estos palacetes es el Palazzo Palmieridonde a veces se realizan eventos de pago, visitas gratuitas guiadas o dejan simplemente la puerta abierta para ver el piso de abajo. Si la encontráis así, ¡entrad!

En el precioso paseo marítimo está, vigilante, el Castillo di Carlo V, construido durante el reinado de Aragón, permitía defender la ciudad de los ataques enemigos. Además en el bastión de Santa María se pueden admirar todavía los cañones que servían para disparar.

No os queremos influenciar a que paseéis por aquí mirando un mapa, porque os perderíais la esencia del Adriático y de Monopoli, pero haremos una excepción. Buscad el Arco del Porto, porque desde aquí tendréis una vista mágica al precioso puerto antiguo de Monópoli.

🏖 Si os apetece daros un chapuzón, la playa más cercana al centro histórico es la playa de Porta Vecchia, aunque caminando por la costa encontraréis algunas zonas más de baño. Un poco más lejos, pero la favorita de los locales es Cala Trebucchi
🍴 En La Rustichella podréis comer fritos y comida para llevar o para tomar el el local típica de la zona. Unos rápidos pannuozzi os recargarán las pilas y a muy buen precio.

Etapa 2: El centro de la Apulia – provincia de Brindisi

Día 3: Ostuni y Brindisi

  • Ostuni

En nuestro tercer día de roadtrip por Puglia llegamos a Ostuni, el pueblo blanco de Apuglia. Es un pueblo pequeñito que desde arriba parece una montaña blanca. Su mayor atractivo es pasear por sus callejuelas y admirar la belleza de sus casas y edificios encalados.

La ciudad se extiende a lo largo de la costa del mar Adriático, y es precisamente el mar la principal riqueza de este pueblo. La ciudad ha ganado el premio como Bandera Azul y premio Legambiente (premio de Economía Verde otorgado en Italia).

El pueblo es una continua subida y bajada en la que los cambios de estilo arquitectónico son evidentes. Edificios barrocos, medievales y contemporáneos se entremezclan dando a Ostuni un estilo propio.

Muchos son los atractivos de Ostuni que irán apareciendo mientras paseas por el centro del pueblo. Nos encantó la Columna de Sant’Oronzo que se encuentra poco antes de la Plaza de la Libertà. En esta misma plaza están la mayoría de edificios importantes de Ostuni. Podrás disfrutar de unas vistas muy originales desde la pequeña terraza de Casbah Art Café, en este misma plaza. ¡Descúbrelas por ti mismo!

Plaza de Ostuni
Plaza de Ostuni

La artesanía tiene un papel muy importante en la economía de Ostuni. Muchos son los materiales y materias primas explotadas, como el cristal o la miel. Un lugar curioso que merece la pena visitar es L’Ulivo che Canta. La madera de olivo es el material que el Tonino usa para fabricar desde esculturas y figuras decorativas, hasta pajaritas y pendientes. Si tenéis la suerte de encontrarlo, no dejéis de preguntarle sobre sus obras, escuchar el amor por su tierra es un placer. Desde esta zona del pueblo las vistas son preciosas.

Perderse por las calles por una vez ha sido un placer, ver la coqueta via Bixio, sede del casco antiguo, pasear bajo el Arco Scoppa y disfrutar de las vistas desde las murallas que rodean la ciudad. De esta muralla construida en época Aragonesa, sólo se conservan dos puertas de entrada: la porta Nova y la Porta San Demetrio.

Una sensación embriagadora es pasear por sus callejones sin salida. En ellos, los habitantes llevan una vida normal, sin saber que sus objetos cotidianos son protagonistas en tus fotografías. Precisamente sus habitantes fueron los que decidieron que sus casas fueran blancas para dar más luminosidad a la ciudad.

Calle de Ostuni
Calle sin salida con casitas blancas y vespa en primer plano en Ostuni
  • Brindisi

Nuestra ruta por Puglia nos lleva a Brindisi, la segunda gran ciudad de Puglia, después de Bari. Como gran ciudad, tiene una oferta turística enorme. El puerto, sus ruinas romanas y casco histórico son algunos de ellos. El nombre de la ciudad es muy curioso, en latín significa cabeza de ciervo, por la posición y la morfología del puerto.

El puerto es en sí mismo un atractivo de Brindisi. Su forma y vistas lo hacen particular.

Al otro lado del puerto se encuentra el Monumento al Marinaio (monumento a los marineros italianos), con 68 metros de altura. Tanto el monumento como la cripta que hay en su interior se pueden visitar. Si te interesa la historia, en su interior cuenta la batalla donde más de 5000 marineros de Brindisi perdieron la vida durante la Primera Guerra Mundial y el papel de la región durante la misma.

Siguiendo el paseo marítimo llegarás a la sede de la Marina Militar Italiana. Aquí es donde el ejercito suele entrenar y realizar maniobras. Comprende el castillo de Brindisi, un barco enorme que permanece en el puerto y la isla frente al puerto. Como habréis imaginado, no se puede entrar, aunque si ver la inmensidad del barco desde fuera.

El centro histórico representa la parte más viva de la ciudad. Corso Roma cubre la mayoría de la ciudad. Aquí se encuentran todas las tiendas donde los brindisinos suelen comprar. La zona comercial se extiende hasta via Umberto I.

El centro histórico de Brindisi es muy llamativo y tiene varios atractivos. El Monumento a los Caídos en guerra, la plaza de Santa Teresa, los restos de la muralla romana, la Cattedrale della Visitazzione y las dos columnas romanas que forman parte del panorama arquitectónico de la ciudad. Algunas partes originales dañadas de las columnas están en el Palazzo Granafei-Nervegna.

Dos columnas de Brindisi
Las dos columnas de Brindisi al final de la escalinata que sube desde el puerto

Nos gustó especialmente la iglesia de San Giovanni in Sepolcro. Esta iglesia del siglo XII tiene planta circular, lo que ya es curioso de por sí. Conserva frescos originales en sus altares, restos de mosaicos y escritos romanos. Está muy bien conservada y además el señor que vigila la entrada estará más que dispuesto a recomendaros lugares de interés en Brindisi.

Un fin de día perfecto es paseando a lo largo del paseo marítimo, formado por las calles viale Regina Margherita y el piazzale Lenio Flacco hasta al Castillo Federiciano (recuerda que es territorio militar, no abierto al público). Es el mejor lugar para ver un atardecer de película y disfrutar de un helado o de una buena comida italiana.

Atardecer en el puerto de Brindisi
Atardecer en el puerto de Brindisi
🍴 Os recomendamos cenar en una de las mejores pizzerías de la ciudad: O Sfizzio Dda Regina. No sólo preparan pizza napoletana en su horno de leña, sino también platos típicos de la zona.

Etapa 3: Salento – el paraíso secreto

Por primera vez, en vez que utilizar uno de los canales clásicos para buscar un alojamiento, hemos utilizado HomeExchange. Esta primera pequeña experiencia fue muy buena y nos permitió alojarnos en varios lugares donde no hay grandes hoteles ni turismo de masas.
Alojamiento
Durante los dos próximo días nos alojamos en Frigole, un pueblito de mar encantador muy cerca de Lecce

Día 4: Grotta della Poesia, Torre de Sant’Andrea, Otranto y Lecce

La Grotta della Poesía y Torre de Sant’Andrea son dos de los atractivos más bonitos de este roadtrip por Puglia de 8 días que estas recorriendo. Son los típicos lugares para desconectar y no hacer nada. Admirar el paisaje y darnos un chapuzón fueron todas nuestras tareas este día.

Estos lugares están alejados de grandes poblaciones, y llegar aquí en transporte público no es posible.

  • Grotta della Poesia

La Grotta della Poesia es una piscina natural fruto de la erosión del agua en la roca. Éste es uno de los lugares más turísticos de Puglia, elegido por muchas familias de la zona para pasar un día en el mar. No os extrañéis al ver largas filas para tirarse dentro de la cueva (como en la foto) o familias alrededor de una mesa y sillas portátiles comiendo pasta al forno.

Sobre el origen de su nombre existe una famosa leyenda. Ésta dice que en sus aguas solía bañarse una princesa bellísima, y que todo los escritores y poetas querían acercarse para ver su belleza e inspirarse.

Grotta della Poesia
Grotta della Poesia desde arriba
  • Torre de Sant’Andrea

Teníamos muchas ganas de ver con nuestros propios ojos el famoso puente de piedra de Sant’Andrea. En realidad, no sabemos si se llama así, pero allí nos dirigimos con el coche y al final lo encontramos.

Puedes aparcar en la población de Sant’Andrea o en el anterior aparcamiento de pago. Sea donde sea, tienes cerca tu objetivo. Si caminas hacia la derecha, mirando al mar, podrás disfrutar de una paseo sobre los acantilados, ver diversos faralloni y una pequeña zona de baño bajo la roca encantadora. ¿O no?

Faralloni SantAndrea
Zona de baño bajo el acantilado

Caminando hacia el otro lado, pasando el aparcamiento de pago, verás la famosa formación de roca sobre un mar estupendo que ha ganado durante varios años el premio a mejor mar de Italia.

Farallone di SantAndrea
Farallon de SantAndrea con forma de puente
  • Otranto

Pensando sólo en comer aquí, pasamos gran parte de la tarde en Otranto, el pueblo más al oeste de toda Italia. Es muy fácil aparcar cerca del centro, y en poco tiempo puedes pasear por el centro y visitar su precioso castello Aragonese.

Nos decidimos a visitar el castillo por la exposición de fotografía que había en el castillo. Disfrutamos muchísimo de la misma y de las vistas del castillo, además del paseo marítimo y las tienditas de souvenirs del casco antiguo de la ciudad.

Otranto
Vistas de las casas de Otranto desde la parte alta del castillo

La entrada de la ciudad antigua llama la atención por si sola. La imponente Torre Alfonsina es el anticipo de todo lo que vas a ver después. Tres cosas llamarán tu atención: la Catedral de Santa Maria Annunziata, el castello Aragonese y la simple pero encantadora Chiesa di san Pietro. La última durante el invierno sólo abre bajo petición.

  • Lago Bauxite – laguetto di Bauxita

Este lago está a pocos minutos de Otranto. El parking al que se llega es de pago en los meses centrales del año. Desde el parking, tendrás que caminar unos pocos minutos para llegar a este sorprendente lugar.

El Lago Bauxite es una excavación en la tierra de donde los lugareños sacaban bauxita para darle distintos usos. Una vez que se acabó el mineral, quedó así, dando fama mundial a la zona en películas y videoclips.

Lago Bauxite
Lago Bauxita de paredes rojizas y agua azul oscuro
  • Lagghi Alamini

Sin desviarte de la carretera principal, verás varios carteles que indican Lagghi Alamini. Son un grupo de grandes lagos que forman un bonito paisaje. Si tienes tiempo, merecen una parada.

  • Lecce

Por fin llegamos a Lecce, la perla del Salento o también la “Firenze del Sud“. El estilo Barroco se ve en cada esquina, en cada edificio, en cada cartel de la ciudad vieja.

La parte que nos ha encantado de la ciudad es la catedral de Santa Croce. El exterior de la basílica es una exaltación barroca. La verdad creo que nos encantó porque había una boda, y todo parecía más intenso.

¿Habéis visto alguna vez un anfiteatro Romano en el medio de la ciudad? En la antigua Lecce el anfiteatro romano podía acoger a más de 25 mil espectadores. Ahora se puede ver solo una pequeña parte en la Plaza de Sant’Oronzo. Aquí es donde pasa toda la vida de la ciudad: encuentros, reuniones y eventos que se realizan casi todo el año sobre todo en verano.

La mención de honor va a la Plaza Duomo, justo donde se encuentra la catedral. Es uno de los pocos ejemplos de plaza cerrada, es decir, con una sola entrada y compuesta por varios edificios de fachadas barricas. De noche esta plaza cobra todavía más vida e incluso un poco de magia. Las luces artificiales dan un color particularmente intenso.

Plaza de Lecce
Plaza de Lecce

La calle principal tanto de comercios como de restaurantes es la que va desde Porta San Biagio, hasta plaza Sant’Oronzo. La primera es una de las puertas militares como Porta Napoli o Porta Città Vecchia, construida para defender la ciudad.

Lecce es la ciudad con más vida nocturna de la zona, por lo que es común que incluso los habitantes de Bar se acerquen a Lecce a pasar las tardes y noches del fin de semana.

🏖 Las playas que más nos gustaron cerca de Lecce fueron la playa de Frigole y la playa Spiaggiabella. Ambas muy cerca de la ciudad y muy fácil llegar. La playa de Frigole es muy tranquila, no es turística y se suelen practicas deportes acuáticos. La playa de Spiaggiabella es más famosa, conserva construcciones de defensa y forma parte de un parque natural, el Parque Natural Regional de Bosco e Paludi Rauccio
🍴 Lecce tiene una gran y muy buena oferta gastronómica. No es difícil encontrar sitios para comer o cenar. Nosotros os recomendamos dos locales diferentes: Mamma Elvira Enoteca y la Osteria da Angiulino

Día 5: Grotte Zinzulusa, Castro, Tricase, Pescoluse

Durante el quinto día de nuestro roadtrip por Puglia visitamos lugares muy turísticos del Salento. Sin embargo, no están conectados mediante transporte público. A Castro podrás llegar en autobús desde Lecce.

  • Cuevas o grotte Zinzulusa

Las cuevas Zinzulusa es aconsejable visitarlas muy pronto por la mañana. Es más sencillo aparcar cerca de las cuevas y entrar a las mismas sin esperas. También hay una zona de baño libre y una piscina al mar de pago.

Piscina infinita a Grotte Zinzuluse
Piscina infinita al mar

La visita a las cuevas es una ruta corta en la que una guía te cuenta su historia. La cueva se divide en tres partes ingreso, cripta y fondo (sólo es posible visitar la cueva hasta la cripta). Durante la visita destacan estalactitas y estalagmitas de tamaño natural, conocidas entre los locales como “los vigilantes de las cuevas“. Además hay un gran lago donde se mezcla el agua dulce filtrada a través de la roca con el agua del mar.

Cueva en roadtrip por Puglia
Entrada a la Cueva Zinzulusa por el mar

En la cripta de 35 metros de alto vivían muchos murciélagos antes de que las cuevas fueran descubiertas. Ahora se puede admirar este gran hueco desde una especie de balcón. Mirando desde este balcón a la pared se ve una marca negra de varios metros de profundidad que ocupa la mitad inferior del hueco. Este rastro negro eran excrementos de murciélagos sedimentados durante años.

Durante los años 60, después de ser descubierta la cueva, se tardaron años en retirar los 10 kilos de excrementos. Se pueden ver marcas que dejaban los trabajadores con el año en el que habían trabajado.

Hay varias rosticcerias en las que alargar tu visita y una zona de picnic con mesas, aunque lo que te recomendamos es comer en Castro o en Tricase.

  • Castro

Nuestro camino hacia a Lecce en esta ruta en coche por Puglia nos llevó a Castro buscando comer algo. Casto es un pequeño pueblo pesquero dividido en dos: Castro marina y Castro pueblo. Esta zona es muy concurrida durante el verano donde la gente y sobre todo los turistas quieren pasar las vacaciones.

Castro es uno de los destinos más elegidos por los jóvenes para pasar las vacaciones porque es un sitio bastante barato y con muchos locales nocturnos.

La parte más interesante está en Castro pueblo. En el Castillo hay un mirador precioso para ver Castro marina, y también el Torrione delle Mura, una antigua protección de defensa que rodea todo el pueblo. No será difícil que os topéis con la capella della Adolorata, una bonita y curiosa capilla detrás de la iglesia que lleva su nombre.

Castro
Calles de Castro Pueblo
🍴 Aunque nosotros decidimos seguir nuestro camino, unos vecinos de Castro nos recomendaron un local de comida para llevar o tomar en Castro Marina, la Friggitoria l’isola del sole. Es muy apreciado entre los locales y su precio es económico

De aquí, continuamos dirección Pescoluse, nuestro alojamiento durante dos noches, buscando un lugar para comer.

  • Tricase
🥘 Esta parada fue únicamente para comer. Encontramos un excelente restaurante tradicional, I Fornelli di Teresa, con pocos platos en la carta e ingredientes de calidad, de esos que nos gustan.
  • Pescoluse: le Maldive di Salento

Llegamos a las Maldivas de Salento con las expectativas muy altas. Su nombre no exagera, ya que es un lugar paradisiaco. Esta zona incluye Pescoluse, Lido Marini, Posto Vecchio y Torre Pali. El mar color turquesa y la arena blanca le han permitido ganar premios europeos como la bandera azul Europea por la salvaguardia del ecosistema marino y por la fauna acuática. Además aparece la tercera mejor playa del mundo en la guía Lonely Planet.

Alojamiento
Nuestro tercer alojamiento fue en Pescoluse. Una villa de mar muy bien cuidada a menos de 600 metros del mar donde pudimos disfrutar de las maravillas de las Maldivas de Salento

Día 6: Gallipoli, Nardò y Leuca

Estas tres ciudades están bien conectadas con ciudades cercanas con tren o autobús, como Lecce. Sin embargo los horarios de conexión con Leuca no son muy buenos.

  • Gallipoli

Gallipoli es uno de los destinos que en verano se llena de gente. Aquí los jóvenes italianos y extranjeros suelen pasar los días bailando y disfrutando del ambiente estivo. En verano los diferentes lidos en la playa invitan los DJs más conocidos de todo el mundo. Para los amantes de la música, os recomendamos un lugar: Samsara.

Nosotros elegimos su cara más cultural y visitamos el centro histórico de la ciudad. La localización de la ciudad vieja es muy interesante, ya que era una pequeña isla conectada con el puerto viejo a través de un puente.

El puerto viejo, antes de entrar a la ciudad vieja es muy pintoresco. Su estampa desde el puente Giovanni Paolo II es muy bonita. En él hay nada más y nada menos que tres iglesias. Destacamos la iglesia dedicada a Santa María del Canneto que, según la leyenda, sobrevivió a un gran incendio, y desde entonces protege a los pescadores.

Puerto viejo de Gallipolli
Puerto viejo de Gallipolli 

Ya dentro de la ciudad antigua, llama la atención el Castillo Angioino, construido en el siglo XIII, sede de eventos y exposiciones durante todo el año. En Rivellino, la zona de defensa con una muralla bastante extensa, es posible ver cañones y las armas utilizadas para defenderse. Aquí como muchas ciudades salentinas se encuentran varias iglesias, la mayoría de estilo barroco.

Al ser una ciudad muy turística hay multitud de tiendas de todo tipo, comercios de marcas de lujo y outlets. Además la artesanía también tiene un papel importante en la economía de Puglia. Albano es el hijo pródigo de esta ciudad, por lo que esperad encontrar no pocos productos con su cara.

Tienda de Gallipolli
Tienda navideña en Gallipoli cuyo cartel indica cuántos días quedan para Navidad
🏖 La mejor zona de baño cerca de Gallipolli es Bahía Verde. Aquí se encuentran la mayoría de los famosos lidos de Gallipolli. Aquí podrás disfrutar de sus famosas fiestas de verano o relajarte en una hamaca bajo el sol durante todo el día. 
🍴 Los mejores restaurantes de la ciudad vieja los encontraréis en la via C. Riviera que rodea la ciudad antigua o bajo el puente Giovanni Paolo II, en el lado contrario del castillo. Muchos de estos restaurantes tienen sus propias embarcaciones con las que pescan el producto que luego sirven en sus restaurantes.
  • Nardò

Nuestras ganas de comer nos llevaron a uno de los pueblos más interesantes de la provincia de Lecce. Nardò presume una gran riqueza arquitectónica. Esto es sobre todo porque conserva en su interior muchos edificios del periodo Barroco: capillas, iglesias, palacios y teatros que convierten el pueblo en una joya situada en el interior del Salento.

Son varios los lugares que no os podéis perder en Nardó. Entre ellos está la Cattedrale di Santa Maria Assunta, originaria del siglo XI, la iglesia de San Domenico, que todavía sigue en pie a pesar de una parcial destrucción, y Piazza Salandra, representa el centro de la ciudad de Nardò. En esta plaza se encuentran otros monumentos que son símbolo de la ciudad: la Guglia dell’immacolata, la Fontana del Toro y el viejo edificio de la Universidad.

Es posible también visitar diferentes torres, de las que la ciudad está llena, y también jardines y villas abiertas al público. Estas construcciones preservan diferentes estilos, dependiendo de la fecha de creación.

Plaza de Nardò y columna

La arquitectura de Nardò se caracteriza por el uso de una piedra salentina llamada carparo, que da un tono amarillento a los edificios.

Alejándose un poco de la ciudad se pueden ver también algunas masserie. Estos son lugares donde se suele o se solía hacer el aceite de oliva. Ahora muchas de estas se convirtieron en restaurantes o resorts donde es posible disfrutar del paisaje y de la calma que se encuentra alrededor.

A pesar de haber tantos atractivos en la ciudad de Nardò, todos están muy cerca y se visitan rápido.

🍴 Te recomendamos comer en el restaurante Gli Artigliani. Su especialidad es la carne, pero no sólo eso. Si no eres muy carnívora, como es mi caso, y no te apetece un corte de carne, anímate con sus platos de la carta. Sus entrantes son deliciosos, y de la propuesta del chef, ni hablamos. La parmiggiana la hacen buenísima
  • Leuca

Continuamos nuestra ruta por Puglia hasta llegar al extremo más al sur de Puglia, situado entre dos mares. En verano los pugliesi suelen pasar aquí sus vacaciones por la belleza de su mar y la óptima comida que sirven. Sin duda Leuca es uno de los pueblos más bonitos de Apulia, con sus villas de diferentes épocas y con una costa envidiable.

Si queréis aprovechar del mar, nosotros pasamos nuestras tardes de mar en Leuca en el lido Relax Leuca. Construido sobre una superestructura en una roca con acceso directo al mar, ofrece todos los servicios al cliente. Podrás disfrutar de su restaurante, bar, servicio de terraza, hamacas y sombrillas y todas los accesorios necesarios para disfrutar del mar.

Además en el Relax Leuca cenamos muy bien, como os contamos al hablar de la gastronomía de Puglia. Nos encantó el panorama de toda la costa de Leuca.

Relax Leuca
Hamacas de Relax Leuca frente al mar

Uno de los lugares más bellos de Leuca es el santuario de Santa Maria di Leuca. Para llegar aquí hay dos maneras: puedes subir en coche hasta los pies de la iglesia o subir los 296 peldaños que parten del puerto viejo y llegan hasta al santuario. Entre las dos hileras de peldaños pasa una cascada artificial que simbolizaba el paso del agua del acueducto, antiguamente emplazado aquí.

En la plaza del santuario, además de la iglesia, está el faro de Leuca, visible desde cada parte del pueblo. Con un color blanco en el que se refleja el color del mar y del atardecer, es uno de los símbolos de Leuca. Sin duda alguna, este el sitio perfecto para disfrutar de un perfecto atardecer en Puglia.

Atardecer en roadtrip por Puglia
Atardecer desde Santuario de Santa Maria de Leuca
🍴 Cómo os hemos contado, el Relax Leuca es un lugar muy especial para cenar frente al mar. Otro local tradicional muy popular en Leuca es la trattoria Boccondivino (necesaria reserva)

Día 7: Parco Regionale Porto Selvaggio y Porto Cesareo

Llegar al parque natural en transporte público no es posible. Sin embargo, a Porto Cesareo llegan autobuses desde Lecce con frecuencia.

  • Parco Regionale Porto Selvaggio

El Parque Regional de Porto Selvaggio es uno de los más queridos por los locales. Una vez más, no vamos a encontrar hoteles ni resorts en sus costas, sino casitas de pescadores y locales.

La Palude del Capitano, al menos así la llaman los habitantes de ese pueblo, es un pequeño lago que mezcla a su interior agua dulce y agua salada. En este pequeño lago viven especies animales y vegetales muy particulares.

Continuando por el camino o, en su ausencia, siguiendo la costa, se encuentran dos torres: Ululuzzo y Inseraglio. Éstas son restos de las dominaciones griega y antecedentes. Un entorno natural sin lugar a dudas precioso.

Parco Porto Selvaggio
Parco Porto Selvaggio
  • Porto Cesareo

La tarde antes de acabar el último día de nuestra roadtrip por Puglia la decidimos pasar en la playa. Primo Ponte y Punta Prosciutto son los extremos del pueblo de Porto Cesareo. Adentrándonos es estas dos playas de arena fina y mar trasparente se puede ir andando decenas de metros.

Además de la playa, Porto Cesareo tiene otros atractivos. Torre Cesarea es la torre más grande de la zona que servía por la protección del área.

Porto Cesareo
Playa de Porto Cesareo

Pero no sólo las puedes encontrar aquí, sino que en toda la costa de Puglia que hemos visto estos días vas a ver estas torres que servían para defender el territorio.

No puedes perderte la Isla dei Conigli, parte de la reserva natural llamada la Palude del Conte e Duna Costera. En ella es posible admirar muchas especias vegetales protegidas. Varios barquitos de pescadores se ofrecen para cruzar desde la costa de Porto Cesareo a la Isla. La otra forma de llegar es a nado.

🍴 Il porticciolo di Carmelina D’Aprile es la máxima expresión de tradición y cariño. Comida casera durante todo el día y por la noche pizza y puccia para llevar. La pasta fresca que hacen ellos mismos está de vicio
Alojamiento
Esta última noche la pasamos en un pueblo de mar muy pequeño, Torre Squilace. Es una pequeña fracción de Porto Cesareo. Como dice el nombre, lo más característico de este poblado es la famosa Torre Squillace. La última noche frente al mar, descansando, no podría haber sido mejor.

Día 8: Visita a Bari y vuelta desde el aeropuerto de Bari

Como suele pasar cuando lo pasas bien, el tiempo vuela y los viajes se acaban. Nuestro roadtrip por Puglia llega a su fin, y de vuelta a Bari, aprovechamos para dar una última vuelta por el centro histórico y hacernos con las últimas provisiones italianas.

¿Cómo se pueden resumir unos días tan intensos en pocas palabras? Vamos a intentarlo. En menos de 8 días hemos recorrido más de 1100 Km, visto lugares inolvidables, comido como reyes, descubierto sitios y tradiciones nuevas.

La vuelta de esta ruta en Puglia no ha sido fácil, pero le orecchiete, la mortadella, taralli, speck y mucha pasta de la buena han ayudado bastante… ¿No creéis?

Espero que hayáis disfrutado recorriendo con nosotros en este roadtrip por Puglia durante 8 días. Puglia es una región maravillosa que merece ser descubierta con calma, contagiándose de la forma de vida del sur de Italia. ¡A volar!

4 thoughts on “Roadtrip por Puglia: ruta de 8 dias”

    1. Bueno bueno, ¡gracias! La zona de Puglia es una MARAVILLA, nos quedamos encantado, tanto que volvemos pronto… Esta ruta nos encantó, aunque (como siempre) nos quedaron sitios bonitos por visitar. Italia es un país tan completo… Gracias por pasarte. ¡Abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para cumplir con el nuevo Reglamento General de Protección de Datos 679/2016 y que tus datos estén a salvo debes leer y aceptar la política de privacidad. Tus datos serán guardados en un software externo que también cumple la normativa RGPD.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.