Historias de agradecimiento

Historias de agradecimiento

Os voy a contar una historia. Sin tener intención de buscar el motivo, me ha entrado hambre de escribir. Hace mucho que no lo hago, y ya se sabe que hay que alimentar a la bestia que llevamos dentro de nuestra cabecita, que si no se arguella y no crece. Me gusta...