fbpx

Ruta a la ermita de Maristella, Mallorca

Jun 26, 2020
ruta a la ermita de Maristella

La Sierra de la Tramuntana, en Mallorca, tiene multitud de senderos desconocidos que conducen a sorprendentes parajes. Dos de estos maravillosos lugares son la ermita de Maristella y el Sagrado Corazón de Esporlas. Conoce todos los detalles de la ruta a la ermita de Maristella para descubrir uno de los rincones más bonitos de Mallorca.

La ruta de senderismo a la ermita de Maristella se califica como sencilla. Tiene un único tramo duro debido al desnivel y puede hacerse circular, teniendo una duración de 5 km. Hay varios puntos para hacer picnic, por lo que, por todo esto, es una ruta ideal para hacer en Mallorca en familia.

La Ermita de la Maristella

La ermita de la Maristella se encuentra en el término municipal de Esporlas (o Esporles en mallorquín), en Mallorca. Situada en la Sierra de la Tramuntana, se erige en una explanada dentro del bosque de Son Ferrá.

Vistas de Esporlas
Panorámica al valle y a Esporlas desde el Sagrado Corazón

Durante el camino presta atención, ya que el bosque de Son Ferrá es uno de los más ricos de Mallorca. Durante la ruta vas a poder observar muchos elementos etnográficos de la zona, como hornos de cal, caminos de herradura, ermitas y restos de la actividad carbonera.

La Ermita de Maristella (o en mallorquín, Maristel·la) se construyó en 1890 y sólo fue habitada por los frailes hasta el 1926. El santuario está dedicado a la Virgen del Carmen. Desde aquí tienes una magnífica vista al pueblo de Esporlas y a todo el valle.

Inicio de la ruta a la ermita de Marisetella

Para saber dónde empieza la ruta a la ermita de Maristella, debes recorrer el camino de Son Trias en dirección Es Verger, un grupo de casas de la zona. El punto de partida está tras una pequeña valla que hay junto a la entrada de una casa llamada «Son Ferrá». El paso es muy estrecho, ya que no se cruza la valla, cerrada, sino que se accede por una abertura en la pared junto a la misma.

Inicio de la ruta a la ermita de Maristella
Encuentra aquí el punto exacto para empezar la ruta, ya que probablemente pase desapercibido al no estar señalizado claramente.

Debes estar atento mientras vienes por la carretera desde Esporlas para detectar la entrada. Los indicios que debes buscar para encontrar el acceso son varios. El primero, es que a tu izquierda comienza una senda bastante ancha y señalizada con un cartel de madera que indica el camino a Esporlas. Frente a esta senda, verás esta señal junto a la valla de acceso.

donde empieza la ruta a la ermita de Maristella
Valla indicando donde empieza la ruta a la ermita

Pasado el acceso (apenas tres metros), está una casa que se llama Son Ferrá. El nombre aparece en un azulejo pequeño, por lo que si ves esta casa, ya has pasado la entrada.

Dónde aparcar para iniciar el ascenso a la ermita

Para iniciar la ruta en este punto, debes aparcar en uno de los huecos que aparecen a los lados de la carretera. Durante la subida por la cuesta que lleva a Es Verger verás varios de ellos. Si no tuvieras hueco, hay un aparcamiento en la zona recreativa de Trias, aunque tendrás que hacer la subida por la carretera a pie.

Indicaciones para llegar a la ermita de la Maristella

Desde el punto de inicio de la ruta a la ermita de Maristella, en Esporlas, tendrás que hacer una subida de 40 minutos por terreno sencillo con un tramo muy empinado. La dificultad es sencilla, teniendo que prestar atención en este tramo asfaltado con un desnivel muy grande, y la ruta es circular.

Al iniciar el sendero que lleva a la ermita de Maristella debes pasar una construcción y a pocos metros cruzar una valla. Recuerda cerrarla y dejarla como la encontraste.

Después de haber caminado un kilómetro, encontramos a la derecha el desvío al Sagrado Corazón de Jesús, que merece la pena visitar.

cor de jesús de Esporlas
Estatua del corazón de Jesús desde abajo

De vuelta al sendero principal, comienza una ascensión por un tramo difícil, con mucho desnivel, que se va suavizando hasta convertirse en una senda ancha de piedra y tierra.

Tras unos 3 km por este camino, llegas a la ermita de Maristella. Varios puntos panorámicos, una zona recreativa con sombras y la antigua casa de trabajadores de ermita, la ermita vella, hacen que la subida merezca la pena.

Subida a la ermita de Maristella
Pozo a la entrada de la ermita

Sagrado Corazón o Cor d’Esporles

Antes de llegar a la ermita de Maristella, en el camino aparece un desvío a la derecha indicando el Sagrado Corazón. Tras caminar 5 minutos, descubres a tu derecha unas escaleras que te llevan a unas vistas sorprendentes.

Todo el pueblo de Esporlas a tus pies, vigilado por una gran estatua representando el Sagrado Corazón de Jesús, situado a 480 metros de altitud.

Corazón de Jesús de Esporlas
Vistas a la montaña y la bahía de Palma

Las vistas son impresionantes: a la izquierda, el Mediterráneo a los pies de la Tramuntana; a la derecha, la bahía de Palma; delante de ti, un impresionante valle. Tan bonito que no sabrás a donde mirar….

Datos técnicos de la ruta a la ermita de Maristella

Dificultad de la ruta

La dificultad del ascenso a la ermita es baja, adecuada para realizar en familia con porta-bebés o con niños acostumbrados a caminar.

Duración de la ruta a la Maristella

La subida a la ermita de Maristella tiene una duración de 5 km ida y vuelta. Aquí hemos detallado la ruta circular, aunque se puede volver a Esporlas por otro camino, en concreto por la carretera de Puigpunyet. Esta variante alarga la ruta.

Servicios

En el pueblo de Esporlas, a 3 kilómetros del punto de inicio, hay todo tipo de servicios. Durante la ruta no hay ninguno.

Cuándo hacer la ruta de la ermita de la Maristella

Durante el ascenso a la ermita de Maristella, en Esporlas, hay parte del sendero con sombras aunque la mayoría no tiene. Por tanto, en verano debido a las altas temperaturas no es una excursión recomendable.

Vistas Ermita de Maristella
Vistas desde la ermita
Os recomendamos hacer esta ruta en otoño, invierno o primavera.

Esta es una excursión muy fácil, adecuada para hacer con personas que no están acostumbradas a caminar pero pueden hacer algo de esfuerzo o niños. Las vistas son muy bonitas y no está muy transitada, por lo que es un lugar muy tranquilo. Esperamos que os haya gustado, si tenéis duda, no dudéis en escribirnos.

¡A volar!

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para cumplir con el nuevo Reglamento General de Protección de Datos 679/2016 y que tus datos estén a salvo debes leer y aceptar la política de privacidad. Tus datos serán guardados en un software externo que también cumple la normativa RGPD.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Suscríbete y vuela con nosotros!

Recibirás todas las novedades en tu email, junto a muchas recomendaciones sobre documentales, fotógrafos, destinos y sorteos.
* indicates required

Fly and Grow usará la información que usted proporcione en este formulario para estar en contacto con usted y para enviarle actualizaciones y promociones.

¿Quién hay detrás de FlyandGrow?

¡5 % de descuento en tu seguro de viaje! Haz click en la imagen

Blogueros de viajes responsables con los animales

Este blog está asociado al manifiesto de Viajero Responsable

Viajero Responsable

Suscríbete y vuela con nosotros

Al suscribirte recibirás un regalo de bienvenida y quedarás suscrito a nuestra newsletter mensual con todas las novedades del blog, próximos destinos, recomendaciones en exclusiva, últimas noticias sobre viajes, sorteos y mucho más.

¡Gracias! Corre a tu email para confirmar tu suscripción