Budapest en tres días

Budapest en tres días: itinerario y recomendaciones

Hungría

Budapest, ciudad conocida como la perla del Danubio, es un destino que teníamos ganas de conocer juntos antes de conocernos (si, suena raro, pero es una larga historia). Disfrutamos muchísimo de Budapest en tres días y en este artículo os contamos nuestro itinerario, qué ver en la ciudad y os damos algunos consejos para hacer más fácil vuestra visita a Budapest. Durante tres días recorrimos sus calles, visitamos algunos de sus museos, nos empapamos de su historia, de su gastronomía y nos relajamos en sus termas. ¿Te vienes? ¡Empezamos!

Día 1: toma de contacto con Pest

Durante nuestro primer día en Budapest visitamos las zonas más emblemáticas de la ciudad para hacernos una idea de la que íbamos a ver. Visitamos el Museo Nacional, exploramos el barrio judío, visitamos el Parlamento y el famoso Bastión de Pescadores.

Veníamos de pasar un día en Viena, una parada técnica en la que nos dio tiempo de empaparnos de parte la historia de la Europa Imperial. Llegamos a Budapest con tres días por delante para conocer mucho mas. Con ganas de conocer la historia del país, nuestra primera parada en Budapest fue fácil de elegir.

El primer contacto con Budapest lo tuvimos en el Museo Nacional Húngaro. Tenemos claro que para entender un lugar debemos conocer su historia. Por ello nos sumergimos en el pasado y el presente de este país en su museo más representativo durante un par de horas. Consulta horarios y tarifas en su web.

Frente al museo hay un local vegano que os recomendamos al 100% tanto para desayunar como para comer. Es el Vega City, donde podéis disfrutar de uno de los mejores desayunos de Budapest. Nuestra elección fue una tarta de aguacate y coco sin azúcar que estaba riquísima. Ya habíamos desayunado, pero no nos pudimos resistir

La calle donde se encuentra el museo, la Múzeum krt, es un paseo de tiendas vintage, de discos y de artículos de segunda mano. Es cierto que la mayoría de publicaciones escritas están en húngaro, pero hay muchísimos objetos que, si sois curiosos como nosotros, os encantará ver.

Otra calle que te encantará si te gustan los anticuarios es la famosa Falk Miksa utca, muy cerca del Parlamento.
Budapest en tres días
Cajas con libros y comics antiguos en la entrada de un anticuario
Si eres un apasionado de los objetos antiguos, te gustará visitar el Központi Antikvárium, el anticuario más grande de Hungría.

Después fuimos a ver la que prometía ser enorme Sinagoga de Budapest. Se considera la segunda más grande del mundo, sólo superada por la Sinagoga de Nueva York. La verdad es que impresiona. Su arquitectura es una maravilla y sus jardines también. No la visitamos por dentro pero ten en cuenta que los sábados no abre. Hay visitas guiada en varios idiomas, incluido castellano. Para más información consultad la web de la Sinagoga de Budapest.

Sinagoga de Budapest
Fachada principal de la sinagoga de Budapest donde destacan las dos cúpulas redondas sobre las dos torres

Detrás de la Gran Sinagoga esta la moderna Sinagoga Ortodoxa, reconstruida tras la Segunda Guerra Mundial. La reconoceras por ser un edifico brillante y con vidrieras de colores.

Después de ver los alrededores de la Sinagoga, visitamos la Budapest Gallery. Es de entrada gratuita y tiene varias exposiciones temporales en sus salas. Los temas son diversos, pero siempre dentro del arte contemporáneo. Si quieres visitarla planifícate porque cierra los lunes durante todo el día.

Una vez que estábamos en el barrio judío (o Distrito VII) dedicamos lo que quedaba de mañana a explorarlo. Hoy es un barrio muy vivo, lleno de modernos locales para desayunar o hacer un brunch consistente, muchos murales y street art y edificios en remodelación. También está aquí el famoso Ruin Pub Szimpla, aunque esto lo dejamos para más adelante.

Street Art Budapest
Gran mural en el que aparece Alicia dentro de una casa de su mismo tamaño de la que parece querer salir
¿Sabías que el cubo de rubik se inventó en Budapest?
El cubo fue inventado en 1974 por el arquitecto y profesor de universidad Ernő Rubik como objeto de explicación en sus clases. Después de utilizarlo varias veces, se dio cuenta de lo complicado que era colocar las piezas en su posición original una vez movidas. En 1977 se distribuyeron las primeras réplicas en las jugueterías de Budapest y hoy en día es conocido mundialmente.
Street Art Budapest
Mural que representa un cubo de Rubik sobre un fondo blanco
Organización urbana de Budapest: distritos
Seguramente hayas oido hablar de Buda, de Pest, del Distrito I, II, III… ¿Pero cómo se organiza Budapest realmente? Te lo explicamos para que entiendas mejor la ciudad.

Lo primero que tienes que saber es que Buda y Pest llegaron a ser ciudades diferentes. En realidad había tres ciudades, ya que Óbuda también ha sido un asentamiento independiente durante siglos. Buda y Pest, separadas por el Danubio, se unieron para formar Budapest en 1873. Hoy en día todavía se usa esta distinción.

La organización urbana se hizo a través de distritos ordenados en sentido de las agujas del reloj y numerados con números romanos. Es común que en las guías o alojamientos encuentres que en vez de indicar el nombre del barrio se sitúa, indique el distrito.

El distrito I es la parte antigua de Buda, donde está el castillo, llamado Varnegyed. Desde aquí se van sucediendo los siguientes distritos. Por ejemplo el Parlamento está el distrito V o Lipótváros y el barrio judío está en el distrito VII llamado Erzsebetvaros.

Os enlazamos un artículo donde aparecen los principales monumentos que hay en cada distrito para vuestra consulta.

Una vez aclarado este lío de nombres y números con el que te puedes encontrar al organizar tu visita, seguimos nuestra ruta por Budapest

La parada técnica la hicimos en un bonito mercado de camino a nuestro siguiente destino. El mercado de la plaza Hunyadi tiene puestos en el exterior (incluso en invierno) y en el interior. El mercado tiene dos entradas, por la plaza y por la calle Eötvös. Dentro hay varios locales, entre ellos uno que hace un lángos divino. Nos encanta porque es pequeño y sólo vimos a gente local, por lo que parece muy auténtico. Abre de martes a sábado.

Si sois unos apasionados de los mercados y la comida local, aquí os dejamos una web donde aparecen de los mejores mercados de Budapest.

Caminando llegamos a nuestro siguiente destino, el Robert Capa Centre. Aquí se muestran varias exposiciones temporales relacionadas con la fotografía y/o con la vida del fotoperiodista. Una de sus salas, la project room, donde se exhiben exposiciones temporales, es de entrada gratuita.

De camino no pasará desapercibida la Hungarian State Opera House, aunque nosotros no la disfrutamos porque estaba en obras. Hay visitas guiadas, incluidas en castellano. Consulta horarios y precios en la web de la Opera de Hungría.

Budapest en tres días
Detalle de una bicicleta y una boca de incendios rojas sobre la nieve en una calle de Budapest

Después de comer tarde algo rápido (y muy rico) en el Café Spinoza, un local tradicional muy cerca de la sinagoga, nos dirigimos al Parlamento, donde teníamos la visita guiada en castellano.

Suele haber cuatro horarios para hacer la visita en castellano, pero compruébalo en la web que aparece más abajo. Te recomendamos que reserves tu entrada con antelación, ya que suelen agotarse y sólo se puede visitar con guía. Debes llevar la entrada impresa. Si no has podido imprimirla debes ir al mostrador del centro de visitantes con el pdf en el móvil para que os den una en papel. La única web oficial para comprar la visita guiada es la web del Jegymester.

Asegúrate siempre de leer información actualizada
Quizá leáis en algún blog no actualizado que la entrada para residentes europeos es gratuita. Esto ya no es cierto desde hace varios años, aunque sí tenemos algunos descuentos.
Budapest en tres días
Imagen tomada en los jardines del Parlamento de dos tranvías amarillos a punto de cruzarse en una escena gris

El interior del Parlamento es difícil de describir y que os hagáis una idea de su grandiosidad. La escalera principal recubierta de oro, la ostentosa sala de la cúpula o la curiosa sala de plenos son una maravilla. No queremos contar mucho porque seguro que tenéis ganas de descubrir la historia por vosotros mismos, pero como dato os desvelamos que es el segundo parlamento más grande del mundo (después del chino). Ahí queda eso. Es una visita imprescindible en vuestro paso por Budapest.

Parlamento de Budapest
Interior de la sala de posesión del Parlamento de Budapest, donde las paredes están recubiertas de oro y toda la sala parece relucir

Muy cerca del Parlamento de Budapest está la plaza de la Libertad o Szabadsás Ter. Es una de las plazas más grandes de Budapest. Si no os habéis dado cuenta todavía, aquí no es muy común encontrar grandes plazas como en España. Esta plaza es muy especial, ya que en el centro está el único memorial de Budapest dedicados a los caídos durante la guerra soviética. Llama mucho la atención así que no va a pasar desapercibido. Al otro lado de la plaza hay una fuente interactiva donde nos contaros que los niños juegan en verano (no la vimos en activo, seguramente hacía demasiado frío).

Frente a la plaza de la libertad está el Banco Nacional de Hungría. No sabemos si se puede visitar, pero su fachada es muy curiosa. Los relieves de la misma representas comerciantes Chinos, comerciantes en camello y africanos intercambiando alfombras. Fíjate con atención, es muy peculiar.

Cruzamos al lado de Buda por uno de los muchos puentes que atraviesan el Danubio para ver lo mejor de la ciudad iluminado. Paseamos por los alrededores del Palacio Real y por fin llegamos al Castillo de Buda.

Qué decir del Bastión de Pescadores, ese lugar que tantas veces has visto en fotos. En directo impresiona, sobre todo por su grandiosidad. Bajamos por las señoriales escaleras hasta la orilla del Danubio y comenzamos a pasear para disfrutar del Parlamento iluminado más de cerca. ¿Quien no ha soñado alguna vez con cruzar el puente de las cadenas lleno de luz?

Budapest de noche
Imagen desde el Bastión de Pescadores donde se ve a Luz contemplando el Parlamento iluminado

Después volvimos al centro para pasear por los alrededores de la Catedral de San Esteban y cenar en el local de unos conocidos de Claudio, el Gustolato. Un trocito de la gastronomía italiana en Budapest, ¡pasta fresca artesana riquísima!

Día 2: lo mejor de Buda y Pest desde las alturas

El segundo día de nuestra particular ruta de Budapest en tres días lo dedicamos a disfrutar de Buda y de Pest desde las alturas. Nos encantan los miradores, y disfrutamos mucho admirando los principales monumentos cada vez desde más alto.

Nuestro alojamiento HomeExchange estaba bajo la colina de Buda, por lo que a la mañana siguiente decidimos madrugar y volver a la zona del castillo. Esta vez disfrutamos de las maravillosas vistas de día y la bonita iglesia de Mathia. Hay una entrada para subir a las torres más altas del Bastión, aunque las vistas son las mismas que desde cualquier otra parte del mismo. La entrada a la iglesia también es de pago. Existen unos laberintos del castillo de Buda que no están abiertos al público. Las nubes y la nieve nos dieron unas horas de tregua, por lo que no pudimos estar más contentos con las vistas desde el Bastión.

Budapest en tres días
Vistas desde el Bastión de Pescadores a la zona del Parlamento de Budapest
Si tenéis que llegar a la colina de Buda desde Pest hay varias formas de transporte. La más turística es el funicular del Castillo de Buda. Comienza en Buda, justo en la plaza situada delante del puente de las cadenas. También podéis usar el transporte público regular (varios autobuses llegan a las puertas del castillo o a los alrededores).

Después nos dirigimos al metro y desayunamos en uno de los sitios que nos había recomendado nuestra anfitriona: el Buda II. El mejor roll de chocolate que he probado, negro negro, ¡como me gusta a mi! Eso si, prepárate para un espacio pequeño (o tápate con una mantita en su terraza exterior).

Desde allí nos dirigimos a otra de las colinas de la zona de Buda, la colina de Gellert. Entramos por su parte más occidental, desde el puente Elizabeth. En esta parte se encuentran los baños Rudas.

Durante la subida seguro que no pasa desapercibida una estatua de San Gerardo (Saint Gellert). Es el que da nombre a la colina. Según la leyendo en ese punto es donde fue asesinado en su intento de convertir a los locales al cristianismo, enviado por el Rey Esteban.

Llegamos primero al jardín de los Filósofos. Las vistas son preciosas, y la nieve le da un toque especial. Caminando sobre la colina, y subiendo cada vez más alto, llegas a la cumbre, donde está la Ciudadela y el Monumento a la Libertad. Este monumento lo vais a distinguir desde muchos puntos de Budapest. Representa a una mujer con una hoja de palma proclamando la libertad de la ciudad. La mejor vista de Pest la tendrás aquí. El puente Elizabeth, el Parlamento y el resto de monumentos de la ciudad desde lo alto forman un panorama perfecto incluso en un día nublado (si, las nubes volvieron a cubrir el cielo en pocas horas). Bajando hacia el puente, numerosos miradores y la curiosa iglesia en la cueva de Gellert hará que hagas alguna parada más.

Budapest en tres días
Vistas desde la colina de Gellert del Danubio y de los principales monumentos de Pest

La parte bajo la colina de Gellert se conoce como Tabán. En esta zona, muy cerca de la subida a la colina, están los famosos baños de Gellért. Los baños son interiores, mixtos, con una decoración art nouveau maravillosa y que algunos han comparado con bañarse en un catedral.

Cruzamos el puente de la libertad para disfrutar del Mercado Central de Budapest y comer algo. Los mercados son una estupenda forma de conocer un destino a través de los productos y gastronomía del país. Además, en la segunda planta hay varios locales donde venden los típicos huevos decorados, manteles bordados o souvenirs folclóricos. Desde que se remodeló en 1996 está muy enfocado al turismo. Si quieres disfrutar de un mercado más local, te recomendamos el de la plaza Hundayi.

Después llegamos caminando a la New Budapest Gallery, una galería de arte con exposiciones de arte contemporáneo. Los tickets tienen descuentos, consulta la web para más información. Ten en cuenta que cierra los lunes.

Muy cerca se encuentra el Centro del Memorial del Holocausto Húngaro, donde hay una exposición permanente sobre las acciones del régimen antisemita. La historia llega hasta el envío de judíos y roma a los campos de concentración nazis. Es una exposición interesante que se ve bastante rápido. Cuando hace buen tiempo en los jardines hay exposiciones temporales. Ten en cuenta que cierra los lunes.

Puente de la Libertad de Budapest
Luz cruzando el puente de la Libertad de Budapest

Después volvimos a los alrededores de la Catedral para disfrutar del Budapest nocturno. Subimos a la azotea de la Catedral de San Esteban (cuidado porque cierra a las 16.30). Después paseamos y disfrutamos de unas cervezas en Brewdog y de una cena húngara en Belvárosi Disznótoros. Este local es una especie de restaurante de comida preparada autoservicio con platos húngaros muy consistentes.

Lo que más nos gustó de la Catedral de San Esteban fue subir a la azotea, aunque tiene otros atractivos. Quizá el más chocante es que aquí se conserva la mano derecha del Rey Esteban. El interior no es nada sencillo. Columnas de mármol, capiteles recubiertos en oro y un decorado suelo hacen que la catedral esté llena de color.

Si vais justos de tiempo, visitad primero la cúpula y después la catedral. Nosotros llegamos justo a la última subida a la cúpula, pero la catedral no cierra tan pronto, por lo que tienes tiempo de disfrutarla después.

Día 3: ocio, relax y gastronomía en Budapest

Nuestro (casi) último día en Budapest lo dedicamos a relajarnos, disfrutar de la gastronomía húngara y del ocio que nos ofrece la vibrante Budapest. Teníamos muchas ganas disfrutar de una de las particularidades de Budapest, las termas, y por fin llegó el día.

Decidimos pasar la mañana en los baños termales de Széchenyi, las famosas termas al aire libre de Budapest. Conseguimos la entrada online y pasamos directamente a las taquillas. Con la entrada online sólo puedes acceder por una de las puertas (aparece indicado en el ticket). La sensación de estar dentro del agua a 34 grados mientras fuera marcaba 0 grados fue toda una experiencia. Creíamos que nos íbamos a morir de frío, pero no es para tanto. Te las recomendamos también en invierno. Estas termas también son famosas por las fiestas que se celebran en ellas.

Baños Szechenyi de Budapest
Interior de los baños Széchenyi de Budapest
Antes de tu visita a los baños Széchenyi ten en cuenta las siguientes indicaciones

Es obligatorio utilizar zapatos de baño (chanclas) y toalla. Si no llevas, puedes alquilarlas, pero es bastante caro.

Existen varios tipos de entradas. Una de las opciones es elegir taquilla para cambiarse o una cabina privada. Nosotros por la diferencia de precio, y una vez que hemos comprobado lo incómodo de cambiarse en unos vestuarios a rebosar, os recomendamos la cabina.

Puedes elegir packs de spa con masaje incluido y/o con amenities para ducharte, albornoz y zapatillas para el agua.

Ah, ¡casi se nos olvida! Si eres nadador, y te apetece hacer unos largos en la piscina exterior, tienes que llevar gorro de ducha. Para el resto de las termas no es obligatorio, solo para la que está preparada para nadar.

Para corroborar toda esta información y conseguir tus entradas online entra en la web de los baños Széchenyi.

Volviendo de los baños paseamos por el parque Városliget o City Park, el pulmón de Budapest. Tiene una extensión de casi un kilómetro cuadrado y muchísimos atractivos. Hay dos pistas de hielo instaladas de noviembre a febrero, el zoo de Budapest y el circo Capital de Budapest. Además puedes entrar en el curioso castillo de Vajdahunyad, situado en una isla sobre el lago. La entrada es libre y hay muchas bonitas estampas.

Budapest en tres días
Interior del castillo de Vajdahunyad donde se pueden ver varios de los edificios que lo forman

En uno de los espacios verdes del castillo se encuentra la famosa figura Anonymus. La tradición local (o turística) dice que si tocas la punta de su lapicero, te llegará la inspiración artística.

Anonymus Budapest
Estatua de una figura sin cara conocida como Anonymus

Al final del parque está la Plaza de los Héroes. En esta plaza se encuentran el Museo de Bellas Artes y el Museo Kunsthalle de Arte Contemporáneo.

La Plaza de los Héroes es la plaza más grande y simbólica de Budapest. Aquí se sitúa el Monumento del Milenio, conmemorando los 1000 años que celebró Hungría en 1896. Las figuras de los colonos que fundaron el país rodean el pilar central, y el arcángel Gabriel lo corona.

Plaza de los Héroes de Budapest
Imagen de la plaza de los Héroes donde se aprecia el obelisco central y todas las figuras que lo rodean

En la Plaza de los Héroes empieza la majestuosa Avenida Addrasy que nos llevará durante 2,5 km hasta la Opera de Hungría. La avenida discurre entre mansiones, embajadas y cafés de estilo europeo. Durante el paseo por la avenida podréis admirar palacetes que os transportarán a otra época.

Ya en el centro, a la derecha encontramos la Casa del Terror o Terrorhaza. Este museo tiene exposiciones permanentes sobre el sometimiento socialista y otras temporales siempre relacionadas con este tema. Durante nuestra visita estaba cerrado por mantenimiento (lo hacen cada año en enero). Si queréis visitarlo, consultad antes su página web.

Después tomamos un delicioso brunch en el famoso Cirkusz. Volvemos a estar muy cerca de la Gran Sinagoga. Nos preguntábamos si se merecería el primer puesto en Tripadvisor y los alagos de tanta gente. La respuesta es definitivamente si. El servicio y los precios son buenos, pero la comida es exquisita.

Nuestra elección fueron un par de platos salados. Los pasteles de patata con pulled pork y huevo pochè con salsa y las tostadas de guacamole casero con jamón estaban deliciosas. Otro imprescindible de Budapest, así que quedaros con el nombre de Circusz. Tened en cuenta que solo sirve desayunos (incluyendo platos como los nuestros) y que cierra a las cinco de la tarde.

Budapest en tres días
Desayuno en el local Circusk en Budapest: tortitas de patata con pulled pork, huevo poche y salsa holandesa casera

¿Todavía no conoces los mejores sitios para hacer brunch y desayunar en Budapest? Te contamos nuestros favoritos.

Después volvimos a pasear por la orilla del río, esta vez por la orilla de Pest para ver lo mejor de Buda de noche. Durante el paseo encontrarás muchas estatuas famosas, entre ellas la pequeña princesa o los zapatos en el Danubio. Éstos recuerdan a los asesinados durante el régimen antisemita. Si no te apetece hacer este camino andando, puedes coger en cualquier parte de la orilla el tranvía número 2, en la lista de National Geographic de trayectos más bonitos del mundo. Podrás ver los monumentos más espectaculares de Buda y de Pest desde tu asiento.

Little Princess Budapest
Fotografía en la que se aprecia la figura de Little Princess de cerca y el puente de las cadenas iluminado de fondo

Después de disfrutar de las vistas, nos dirigimos al restaurante donde habíamos reservado para cenar: Gettò Gulyas. Este restaurante es también muy popular, tanto entre turistas como locales, y tiene muy buenas opiniones en las redes. Es difícil encontrar mesa sin reserva, pero siempre puedes probar.

Después de degustar por última vez la gastronomía húngara, fuimos al cercano pub ruina Szympla para disfrutar de su música en directo, su excéntrico jardín y decoración y de una buena cerveza. Si tienes ganas de más, no te preocupes, estás en el Jewish Quarter, o lo que es lo mismo, el barrio nocturno, por lo que puedes alargar la noche hasta que te canses.

Hasta aquí nuestra visita a Budapest en tres días. Al día siguiente no nos dió tiempo más que a desayunar en el rico Mókusch Café & Deli (muy recomendable, por cierto) e ir hacia la estación de autobús de camino a casa.

¿Eres de los que empiezan el día con un buen desayuno? Próximamente te contamos los mejores locales para desayunar o hacer un brunch en Budapest.

Si tienes más de tres días para visitar Budapest te puede interesar…

  • Janos Hill

Seguro que quieres explorar más las colinas de Buda, y es que hay mucho más que el Castillo de Buda y el Bastión de Pescadores. Un plan que no pudimos hacer es llegar al punto más alto de Budapest, János Hill, en el curioso tren de los niños. En este tren los niños trabajan como revisores o vendedores de billetes bajo la supervisión de adultos. Es fruto de un programa educativo que se lleva a cabo desde hace años.

  • Isla Margarita

Nos hubiera encantado conocer la verde Isla Margarita. Poder pasear por las grandes zonas verdes, hacer un picnic rodeados de agua y visitar famosas tiendas locales. Con mejor tiempo seguro que se puede disfrutar muchísimo.

  • Òbuda: la parte más antigua de la ciudad

Además si tienes más de tres días en Budapest no puedes perderte la parte de Óbuda. Es la zona antigua de la actual Buda y aquí puedes visitar las ruinas del antiguo asentamiento romano de Aquincum. Además tiene otros atractivos como el Museo Húngaro del Comercio y el Turismo, el Museo Vasarely o la tumba de Gül Baba. Éste último es un lugar de peregrinación y debes quitarte los zapatos para entrar.

  • Parque Memento

A diez kilómetros de Budapest está el parque Memento. Es un parque donde se pueden visitar “restos del socialismo”. En él hay más de cuarenta estatuas y bustos de diferentes épocas y líderes, como Lenin, Marx, Engels o héroes locales como Béla Kun. Además hay una exposición con vídeos y objetos relacionados con las acciones subversivas llevadas a cabo durante la época del Socialismo.

Recursos útiles para organizar tu viaje a Budapest

En inglés

Offbeat Budapest

We love Budapest

Time Out Budapest

El contenido de estas webs se va actualizando varias veces a la semana. Sobre los atractivos más turísticos tenéis toda la información necesaria para visitarlos, aunque nos gusta más su otra cara. Aquí podéis encontrar planes, eventos, exposiciones, bares y restaurantes locales que no podrías encontrar en las tradicionales guías. ¿Acaso no viajamos para sentirnos como un local?

Mi city: Budapest

La autora de este blog es la anfitriona de nuestro maravilloso apartamento HomeExchange bajo la colina de Buda. Es una mujer que le encanta la cultura y sobre todo le encanta su ciudad.

Aunque os recomendamos leer las páginas web anteriores, si no tienes dominio del inglés puedes visitar la siguiente web con información sobre los principales atractivos turísticos:

Disfruta Budapest (Civitatis)

Budapest.org

Recuerda que contratar un seguro de viajes asegurará tus bienes mientras viajas, cancelaciones, retrasos y asistencia médica. Haciendo click en la imagen de abajo obtendrás un 5% de descuento en tu Seguro de Viaje a medida Mondo.

Logo de seguros Mondo con link directo

Hasta aquí nuestra ruta de Budapest en tres días. ¿Qué os ha parecido? ¿Habríais visto cosas diferentes? Contadnos. ¡A volar!

14 thoughts on “Budapest en tres días: itinerario y recomendaciones”

  1. Es un plan genial

    Cuando nosotros estuvimos allí cruzamos uno de sus puentes caminando y fue una experiencia muy chula. Además un amigo que es de allí nos mostró la ciudad y fue todo un lujo.

    Te mando un fuerte abrazo
    Arol

    1. Caminar y cruzar sus puentes mientras admiras los monumentos de Buda y de Pest es una pasada… una sensación mágica. La verdad es que Budapest nos parece una ciudad ideal para una escapada de 3 días. Gracias por tu comentario Arol. Abrazo de vuelta.

  2. Pues ya va siendo hora de que visitemos Budapest! Me da la sensación que soy la única que no ha ido jeje ¿Cuantos días recomiendas para ver la ciudad bien? ?Con un fin de semana estaría bien?
    Saludos

    1. ¿Seréis los únicos que no lo conocéis? Con lo grande que es el aeropuerto de Amsterdam seguro que tenéis vuelos con las tres B 😉 Nosotros en 3 nos faltó tiempo para ver algunas cosas, pero nos parecieron nos ías ideales para un primer contacto con Budapest y nos fuimos con una idea bastante general. Además, nos lo tomamos con mucha calma (no madrugamos) y repetimos varios lugares, como la zona de San Esteban o el Bastión de Pescadores, por lo que en dos días podéis ver más o menos tanto como nosotros. Os va a encantar, ¡nosotros tenemos unas ganas locas de volver! Y no somos los únicos. Gracias por pasarte. Un abrazo.

  3. Increíble la historia que tiene Budapest detrás cada una de sus calles.
    No me canso de ver fotos del Bastión de los Pescadores, menudas vistas.
    Tu artículo hace que den muchas más ganas de recorrer Budapest y dedicarle tres días.
    No sabía que había tanto street art😜

    1. La verdad es que Budapest es una ciudad preciosa. Para perderte y perderte durante días… Aunque tres días para ver Budapest están muy bien para una primera toma de contacto. A nosotros también nos sorprendió, ¡además es que los murales son super currados! Gracias por pasarte. Abrazo.

    2. ¡Hola Sara! A nosotros también nos sorprendió bastante el tema del Street ARt en Budapest. Es una ciudad preciosa, yo no me canso de volver a ver las fotos y recordar todos los rincones de la ciudad. La verdad es que hasta a nosotros nos entran ganas de volver a recorrer Budapest releyendo el artículo… Gracias por pasarte 🙂

  4. Menuda guía de Budapest! Este itinerario me lo guardo para cuando vaya (espero que suceda algún día), porque me parece muy completo para conocer la ciudad. La estatua de Little Princesa es preciosa por la noche y las vistas iluminadas desde el Bastión increíbles. ¿Tocaste el lápiz de Anonymous? Muy curiosa figura.
    Gracias por acercarme a esta ciudad.

    1. ¡Ojalá pueda ser pronto! Por que Budapest es una ciudad preciosa preciosa. Aún habiendo visto mil fotos en directo es increíble. Además es super completa y da para muchos días. Toqué el lápiz y varios chinos me hicieron fotos por que les daba igual que saliera gente o que no haha. Espero que me llegue la inspiración artística… 😉 Gracias a ti por tus palabras. Un abrazo.

    2. ¡Hola! La verdad es que si lo toqué… ¡a ver si me llega algo de inspiración bloguera! La verdad es que Budapest es una ciudad muy interesante y que vimos lo que más ns interesó de la ciudad. Lo que no te tienes que perder de ninguna forma son las vistas de noche tanto del parlamento como de buda. Por la noche es una ciudad que se transforma y sus colores, olores y también sabores cambian. Gracias a ti por dejarnos una palabras, espero que algún día puedas recorrer Budapest. Un abrazo.

  5. Vaya post más completo! además ha sido mi último viaje, he estado en enero, así que lo tengo muy fresquito y no os falta detalle! enhorabuena por el post! De todas formas, os voy a dar mi opinión sobre Budapest. Iba con unas expectativas demasiado grandes creo, porque todo el mundo adora esta ciudad… sin embargo me encontré un poco decepcionada, vi muy mal ambiente al anochecer, mucho indigente, gente bebiendo en la calle, no sé…me pareció muy decadente. Y me quedo con el paseo en barco por el Danubio sin duda, ese Parlamento es de los edificios que más me ha impresionado! un beso

    1. ¡Hola Laura! La verdad es que nosotros por las noches sobre todo paseábamos por la zona donde nos alojamos, bajo el castillo de Buda. No nos podemos quejar del ambiente, bastante tranquilo y con locales agradables. Supongo que dependerá del a zona, me imagino que por la zona de la Sinagoga habría más marcha… Nosotros no hicimos el crucero, ¡para la próxima! Gracias por dejarnos tu opinión, aunque nos quedaron algunas cositas lo que vimos de Budapest en tres días lo disfrutamos muy bien. Nosotros si volvimos enamorados de su ambiente y sus estampas de noche….sobre todo del parlamento. Un abrazo.

  6. Somos unas auténticas incondicionales de Budapest! Nos gusta toda ella… Sí, nos enteramos hace unos años que el cubo de Rubrik tiene procedencia húngara cuando vimos ese tremendo mural paseando por las calles. 😀

    El Szimpla es uno de nuestros bares en ruinas favoritos, intentamos tomar una buena pinta siempre que vamos, se está taaaaan a gusto! Y sobre el Parlamento… ¿te puedes creer que aún no lo hemos visitado por dentro? Sí, para matarnos, we know! La última vez teníamos pensado entrar pero al final se nos echó el tiempo encima y nada, se quedó de nuevo pendiente. A ver si de la próxima ya no pasa, jejeje.

    Muy buen post! Muy completo!

    Un abrazo!

    1. ¡A nosotros también nos gusta toda ella! Budapest es una ciudad preciosa, y estos tres días que pasamos hizo que nos engancháramos del todo, ¡ya queremos volver! Tremendo mural, es impresionante… además las paredes hablar, te cuentan hisotrias… una ciudad preciosa. Gracias por sus palabras. Pd: de la próxima no puede faltar el parlamento de Budapest por dentro, es verdaderamente espectacular. Muchas gracias y abrazo de vuelta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para cumplir con el nuevo Reglamento General de Protección de Datos 679/2016, y que tus datos estén a salvo, debes leer y aceptar la política de privacidad. Tus datos serán guardados en un software externo que también cumple la normativa RGPD.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.