Las mejores frites de Bruselas

Bélgica

Internacionalmente, Bélgica es cada vez más conocida por sus típicas frites. Pero, ¿qué son exactamente? Te contamos por qué son tan especiales estas patatas fritas y dónde comer las mejores en Bruselas. Te adelantamos que, para probar la mayoría, tendrás que alejarte un poquito del centro, pero ¿acaso no está en los barrios más particulares la esencia real de las ciudades?

Antes de nada, queríamos contaos un poco de la tradición patatera en Bélgica en general y en Bruselas en particular. Estas frites no son unas patatas fritas cualquiera, sino que son cortadas a mano, bastante gruesas (aunque cada vez menos), y el secreto está en que se fríen hasta tres veces, a temperaturas distintas para conseguir el sabor y textura que las caracteriza. Sabiendo esto, no hace falta que os digamos que no es algo que se pueda comer todos los días, pero no puedes dejar de probar este plato fruto de la tradición belga. En Bruselas, al ser una ciudad con dos idiomas oficiales, podéis encontrar tanto la palabra Friterie como Fitkot en los locales que venden frites. Siempre que veáis cola en uno de estos locales, significará que las frites están muy buenas. ¿Por qué sino harían colas de hasta una hora para comer fast food? No los llaméis locos, nosotros lo hemos hecho también, ¡y no pocas veces!

1. Maison Antoine. Place Jourdan, Etterbeek.

Sin duda, estas son, según nuestro criterio, las mejores frites de todo Bruselas. Quizá por que estaban en el barrio donde vivíamos, o porque se olían casi desde todas las calles del barrio europeo, pero la verdad es que estas frites están buenísimas. Las decenas de salsas que puedes elegir con las patatas son las típicas que puedes encontrar en cualquier otro puesto, aunque aquí creemos que son caseras. Especialmente nos gusta la andaluza, una especie de salsa romesco. Lo mejor de este lugar es que los bares de la plaza donde se encuentra te permiten estar en su establecimiento comiendo las patatas mientras consumas alguna bebida. Si no te gusta la idea de sentarte, el Parc Leopold está al lado y puedes disfrutar de una paseo al aire libre y de tus frites belgas al mismo tiempo.

Típica estampa en Maison Antoine: dos largas filas en sus dos mostradores, y un cono de cartón con patatas fritas gigante presidiendo la plaza donde se encuentra. Foto recuperada de www.spottedbylocals.com y dinozzaver/shutterstock

La hija del fundador de Maison Antoine fundó una fritería en el barrio de Uccle llamada como ella, Chez Clèmentine. Es bastante popular por esto y por caracterizarse como eco-friendly y preparar comida saludable. No llegamos a probar su comida, pero la queríamos incluir por su popularidad. Seguro que merece la pena probar frites con la misma receta que tiene enganchados a cientos de belgas en Maison Antoine.

2. Frit Flagey. Place Eugène Flagey, Ixelles

Muy cerca de las de Maison Antoine, están las frites de Frit Flagey. Además, en esta plaza del barrio de Ixelles pasan muchas más cosas que patatas fritas: eventos musicales, bailes y picnics en los parques y jardines cercanos. Éste establecimiento se salvó de cerrar hace algunos años gracias a una campaña popular que se puso en marcha en el barrio.

3. Friterie de la Barrière. Avenue du Parc, Saint-Gilles

Si lo tuyo no es madrugar, sino más bien lo contrario, te encantará saber que la Friterie de la Barrière, en el que las frites están de vicio, cierra a la 1 a.m, una hora más que decente en Bruselas para volver a casa si sales de fiesta.

4. Fritkot Bompa. Avenue de la Couronne 71, Ixelles

Este local fue fundado hace más de 40 años por su actual dueño, un auténtico fanático de las frites que puedes ver trabajar algunos días. Las salsas caseras y el cocinado de las frites de la forma tradicional hace que las colas de espera en este local sean infinitas.

5. Friterie Tabora. Rue Tabora 2, Bruxelles

Para nosotros, esta es la mejor friterie en el centro de Bruselas, muy cerca de la Grand Place. La textura y sabor de las patatas y la calidad de sus salsas nos engancharos y nos convirtieron en clientes frecuentes.

Hemos visitado todos estos locales y os aseguramos que alguno de ellos es de obligada visita cuando vayáis a Bruselas, no os decepcionará. Hasta aquí nuestra primera aportación a la gastronomía belga; en breves os hablaremos de otra parte de ella muy diferente, más dulce… ¿Se os ocurre qué puede ser? Un saludo viajero, y ¡a volar!

15 thoughts on “Las mejores frites de Bruselas”

  1. Ni la cerveza ni el chocolate me gustan, así que eso de probar cosas típicas de Bruselas no lo llevé muy bien. Pero oye, yo no sabía que esas frites también eran típicas! Así que quizá tengo que preparar un nuevo viaje a la capital belga para probarlas y para volverme a enamorar de la Gran Place!

    1. Sii, muy típicas, pero no sólo eso, es que son únicas ¡y riquiiiisimas! No se si es toda la grasa que tienen haha lo cual no es muy saludable, pero de verdad, son super crujientes, grandotas y con salsas caseras, una delicia. No te pierdas las frites en tu próxima visita a Bruselas. ¡Un saludo!

    1. Hola Miriam. Es una suerte que lo podáis haber comprobado en persona, la verdad es que las frites de Maison Antoine son una maravilla, lo que daría por comérmelas ahora, ¡qué hambre! Gracias por pasarte, Miriam. Un saludo

  2. Cuanto detalle…¡parece que las podemos saborear! Hemos estado en Bélgica unas 3 veces…¡y nunca se nos hubiese ocurrido un post tan original hablando de las mejores “frites” de Bruselas! Si tuvieseis que elegir solamente una,¿cual sería? Nosotros dudamos entre Chez Clèmentine y la Friterie de la Barrière, por si alguna noche se alarga más de la cuenta, jajaja.

    Espero que los gofres sean vuestro siguiente aporte al blog….pero…¿para cuando uno de cervezas? jajajaja.

    Un buen post para la “operación bikini”

    ¡Un saludo!

    1. Jajaja que bien pensado, operación bikini a la vuelta de la esquina y nosotros hablando de lo ricas que están estas patatas fritas tres veces…. Chez Clémentine no tuvimos ocasión de ir, pero el padre de esta, la Masion Antoine, es sin duda nuestra favorita, el emplazamiento también ayuda, es genial. Precisamente fui a Barriere en una de esas noches, que bien sientan… Gracias por pasaos, un saludo 🙂

  3. OMG! Este post nos ha dado hambre jaja! Comer frites es de lo que más nos gustó en Bruselas! No las comimos exactamente en los lugares que has indicado sino más por el centro pero es que sólo estuvimos un día y medio y no nos dío para mucho! Nos apuntamos todos para la próxima…de gordos petotos! Jaja

  4. Oh! Totalmente de acuerdo, Bruselas es un turismo gastronómico increíble… yo no paré de comer moules et frites… gofres y chocolates de mil tipos y sabores… qué hambre me ha dado vuestro post y qué ganas de volver…

  5. Me encanta la idea de poder comer patatas (En Colombia las llamamos papas) en un sitio como Frit Flagey, mientras veo los eventos musicales, bailes y picnis… no sabía que eran tan comunes en Bruselas. Quedaré super atenta a tu próximo post sobre la otra parte de la gastronomía de Bruselas. Te iba a preguntar ¿Cual es la mejor bebida para acompañar las patatas? ¿Qué me aconsejas?.
    Un abrazo y gracias por la información.

  6. Había visto posts de todo tipos sobre cualquier lugar… pero creo que nunca había leído uno sobre patatas fritas jajaj 🙂 Qué nivel hay en Bruselas. Sé ve que tenéis un buen gusto gastronómico ^^ ‘

  7. Pues eso….que quiero conocer Bruselas. A ver si consiguo que vayamos los tres y seais mis anfitriones de viaje je je. Adivinais quién soy?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para cumplir con el nuevo Reglamento General de Protección de Datos 679/2016, y que tus datos estén a salvo, debes leer y aceptar la política de privacidad. Tus datos serán guardados en un software externo que también cumple la normativa RGPD.