Siciliano de nacimiento

Italia 🍨 Sicilia

¡Hola a todos! La parte italiana de Fly and Grow (Claudio) reivindica un poco de su italianidad. En los posts anteriores os hemos hablado sobre todo de Londres y de España, con éste queríamos estrenar una nueva sección en Italia: “Sicilia”. En nuestras pasadas vacaciones hicimos un road trip empezando y acabando en Messina. ¿Por qué Messina? Bueno, porque es mi hogar es una buena razón, pero también lo es el que esté a menos de hora y media del aeropuerto de Catania (si venís en avión) y que es la ciudad a la que llegan los ferry desde la península (si viajáis en tren o coche por Italia). ¿Os animáis a echar un vistazo rápido al norte de Sicilia? Prometemos contaos mucho más de cada una de nuestras paradas en nuestro road trip en esta sección.

Nuestra ruta fue sobre todo enfocada a la provincia de Trapani, pero antes de llegar estuvimos unos días en en Messina y sus alrededores. La conocida por los locales como “La città dello Stretto” surge tras un pequeño estrecho entre la península Apenina y la isla de Sicilia.

Vista desde el santuario de Montalto: estrecho de Messina y península Apenina. Está a muy pocos metros.

Mi ciudad sufrió un terremoto en 1908, y la mayoría de los supervivientes emigraron a otras partes de Sicilia o más allá del estrecho. Por eso se dice que es un lugar olvidado, en la que sus habitantes no habitan más. Por el contrario, cientos de italianos de otras partes de Sicilia y de la península llegaron a esta ciudad a trabajar en la reconstrucción de la misma. Se dice que en algunas partes de la ciudad actual, el suelo que pisamos está sobre dos metros de escombro.

Plaza de Messina donde se ve la grandiosa “fontana” y una de sus colinas coronadas por el Santuario de Montalto

Por fortuna, este terremoto no afectó a la ciudad vecina de Taormina. Considerada una de las villas más bonitas del mundo, fue lugar donde se establecieron muchas de damas inglesas, atrapadas por su buen tiempo, sus vistas al mar y el impresionante Teatro Greco. Desde Taormina se puede divisar el monte Etna, volcán no activo desde hace siglos, lugar de peregrinaje para muchos y con una riqueza natural increíble.

Detalle de una de las escalinatas de Taormina: tinajas de cerámica y frase “I love Taormina” en cerámica incrustada en un escalón.

Antes de llegar a Taormina, surge en el Mediterráneo la Isola Bella. Pequeña es, pero bella también.

Isola bella desde la costa.

Muchos son los senderistas y ciclistas que suben hasta esta ermita en el Santuario di Dinnammare y disfrutar de estas vistas. Pero antes de llegar a la cima de esa montaña hay una etapa obligatoria es Don Minico, un abuelito que hace años se encuentra en el medio de un cruce de carreteras preparando una delicia messinese: la pagnotta, un bocadillo de productos de conserva totalmente naturales. En el post de la semana que viene os contaremos más de la provincia de Messina y su gastronomía.

Ermita con nubes de fondo.
Vistas nubladas del estrecho de Messina desde la ermita.

Dejando la provincia de Messina atrás, la costa del norte tiene muchos atractivos. Otro lugar de peregrinaje es el monte de Tindari, con su famosa virgen negra, a la cual se venera varias veces al año.

Iglesia en el monte Tíndari con ladrillo rojo en el que destaca la decoración en dorados la triple cristalera sobre la puerta

No sólo hitos religiosos, sino también mar en estado puro. En el norte de Sicilia se encuentra Capo Milazzo, la reserva de Marinello, Cefalú y la Reserva dello Zingaro que te dejan con la boca abierta. Llegar a Palermo y pasear por sus calles principales te avisa de lo que vas a encontrar, y llegar a Trapani parece el colofón del norte de Sicilia. Pero no. La isla de Favignana es el final perfecto a un viaje por el norte de esta isla, un lugar en el que sólo se escucha italiano, y en el que la masificación y los precios altos todavía no han llegado.

Agua transparente en el mar de capo Milazzo
Escalinata de la plaza de Cefalú

Favignana parece sacada de otro mundo. Pasando por otras islas, en las que hacer un parada seguro que merece la pena, el barco llega a Favignana, última parada. Allí tienes la opción de recorrer la isla en bicicleta o en motocicleta. Las sendas facilitan llegar a las principales calitas y al centro urbano de la isla, y si te sientes aventurero, con un buen mapa puedes manejarte perfectamente y llegar a otros puntos menos transitados, como agroturismos preciosos o recintos con ganado. ¿Nuestros favoritos de la isla? Comer arancini y panini en el chiringuito de Cala Azurra, pasar la cala y bordearla por arriba para tener unas vistas espectaculares, llegar a la cala Blue Marino y descansar bajo las rocas o escuchar música dentro de la cueva y sentirte en mar abierto. Bordear toda la costa hasta llegar al centro urbano y comer el tipico pane e panelle. Si quieres saber más de esta isla no tardes en leer nuestro artículo Favignana, la formentera Siciliana.

Cala Blue Marino. Tres tonos de azul desde el mirador. Se ven las rocas cortadas, el pequeño acantilado formado y el precioso mar
Cala Azurra desde arriba. Un festival de rocas y mar.

¿Lo mejor de nuestros días en Favignana? De vuelta a Trapani, disfrutar de este atardecer desde el ferry. Qué decir, las cosas más bonitas son gratis. Cuéntanos que te parece esta parte de la isla. Estaremos encantados de enseñaros más sobre todos estos lugares en próximos posts. A presto!

10 thoughts on “Siciliano de nacimiento”

  1. Ciao amici!

    Qué buen post, nos ha gustado mucho!!
    Tenemos muchas ganas de conocer por fin Sicilia, así que esperamos más posts para llevarnos con nosotros 😉
    Y bravo Claudio!! Has escrito muy bien, a ver si se le pega algo a Andrea, que dice que aún no se atreve.

    Un besote majísimos!!

    1. Bravoo, nos alegra que os haya gustado. Pues si, cuando se anima le salen estas cosas, debería hacerlo más a menudo 😉 Esperamos hacer esta sección muy interesante, especialmente él. Tienes que animar a Andrea, que aunque tengamos que corregir alguna cosilla, a estos chicos nuestros seguro que se les ocurren ideas muy buenas. Un abrazoo!

  2. Hemos de reconocer que con este post habéis conseguido dos cosas: que se nos caiga la babilla pensando en la gastronomía Italiana y sobre todo…VOLVER A ITALIA! Para nosotros es un país muy especial (es donde nos conocimos😍😍), pero tenemos que reconocer que nos centramos principalmente en el norte de Italia, así que para nosotros el sur es un gran desconocido…pero visto lo visto, trataremos de darle solución próximamente! Aunque sea para la parada obligada con Don Minico!

    1. ¡Que bonito! Con lo romántica que es Italia, en fin que os voy a contar a vosotros… Sicilia es una isla preciosa, que lo tiene todo, y con mucha historia, así que ahora os toca visitar el sur, y hacerle una visita a Don Minco 😉 Estamos preparando un post donde os contamos muchas cosas de la provincia de Claudio, Messina, includo el puesto de comida de Don Minco. No se si es patrimonio inmaterial de la humanidad, pero debería! Un saludo chicos 🙂

  3. Por casualidades de la vida justo hoy he leído un relato en el que citaban Taormina y gracias a este post he descubierto dónde está 😅😅
    Aún no he estado en Sicilia pero lo que contáis tiene muy buena pinta. La última isla de la que habláis, Favignana, me ha llamado mucho la atención. ¿Dónde os alojasteis ahí? ¿Se puede acampar fácilmente en Sicilia en general o hay que ir de hoteles?
    Felicidades por el post. Muy chulo. Un beso,

    1. ¡Qué casualidad! Taormina es una de las joyas más valiosas de Sicilia, es preciosa e ideal para dar un toque romántico a cualquier relato 😉 En Favignana nos alojamos precisamente en un camping, son muy baratos y puedes llevar tu tienda o alojarte en alguna común o en casitas. Lo máximo que hay son agroturismos o apartamentos particulares, es lo que se lleva por ahí, no hay grandes hoteles pero tampoco muchos alojamientos lujosos. En cuanto a la acampada libre en las zonas de playa nos ponían problemas y en las zonas del interior no nos convencía así que al final decidimos montarla dentro del camping. Muy recomendable 😉

  4. Bien Claudio contando sobre tus raìces!!! dando a conocer un lugar que es especial.
    Pues tengo muchas ganas de conocer este lugar y como siempre me pasa después de leer un post hecho con tanto amor… me dan ganas de ir a visitar lo que se cuenta.
    Sigue contando sobre Italia…que yo estaré atenta.
    Saludos.
    L.

  5. Enhorabuena Claudio!!!! Un post espectacular . Gracias por compartir tus raíces con el mundo. Aragón y Sicilia tienen mucha historia compartida. La vida pone a las personas en nuestro camino y los vuestros se han encontrado. . Un siciliano y una aragonesa. Nada es por azar… Espero me invites pronto a tu tierra Claudio!!! Me muero de ganas por conocerla.

  6. El primer viaje que hicimos juntos fue a Sicilia así que como comprenderéis le tenemos un amor especial. Admito que nunca he comido tan bien como en esta isla y su gente… su gente es la mejor del mundo. Viajamos todo el norte, desde Palermo hasta Catania. Escalamos el volcán Stromboli también y disfrutamos de el verdadero pueblo siciliano gracias a un amigo que tenemos en Giarratana.

    Que ganas de que nos cuentes más.

    Ascen.

  7. ¡Qué bonito, amigos! Ya era hora de reivindicar vuestra parte italiana jaja. Siempre pasa igual, nos resulta más fácil ver lo bonito de fuera que lo de dentro, pero desde luego Sicilia parece que merece mucho la pena. ¡Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *