¡Qué bonita eres Amberes!

Bélgica Viajes 🌎

En el país de los gofres (o de los waffles), muy cerca de su capital, se encuentra una auténtica joya flamenca, a nuestro parecer algo subestimada. Esta ciudad es sobradamente conocida por sus diamantes; no obstante sus rivales, Gante y Brujas, suelen ser elegidas como destino antes que ella, seguramente porque sus visitantes no han leído todavía este post. En principio, Amberes nos atrajo por estar cerca del mar y ser pequeñita, ya que nos apetecía desconectar de la ajetreada Bruselas. Más tarde, nos encantó por su arquitectura, por la función que tiene el agua en la vida de la ciudad, y sobre todo por el papel cultural, histórico y económico que ha tenido y tiene. Nos apetece compartir con vosotros todos los lugares de los que disfrutamos y animaos a que la consideréis un buen destino para hacer una escapada. Aquí os dejamos nuestros seis atractivos motivos.

1. Estación central de Amberes o la basílica ferroviaria

Estaréis de acuerdo en que una estación como ésta crea una muy buena primera impresión de una ciudad. Así comenzamos nuestra visita, admirando directamente al bajar del tren su gran cúpula, la decoración interior en mármol, las numerosas columnas de distintos estilos y su doble escalinata central, lo que hace que sea considera por muchos una de las más bonitas del mundo.

Escalinata y techo abovedado de cristal de la estación de Amberes (por dentro)

2. MAS y puerto de Amberes

El museum aan de Stroom (MAS) es el museo más grande de la cuidad. No lo visitamos atraídos por sus exposiciones, sino por las magnificas vistas que aseguraba ofrecer desde su azotea, además del hecho de que era gratuito. En este caso, la guía de viaje no nos decepcionó. Conforme subíamos al último piso, las paredes de cristal del edificio nos permitieron disfrutar de unas vistas desde cada vez más alto. Al llegar a la azotea del museo se contempla toda la ciudad, el puerto y el río. Además a lo largo de la subida y la bajada las paredes de las escaleras mecánicas están cubiertas de fotografías de lo más curiosas de habitantes de Amberes en sus puestos de trabajo.

El museo está situado en el puerto de Amberes, el segundo en importancia de Europa y el cuarto del mundo, el cual nos regaló bonitas capturas con nuestra cámara.

3. Grote Mark

La Plaza Central se encuentra como a 20 minutos andando desde el puerto, donde se encuentra el MAS. Es un paseo muy agradable, y más si hace buen tiempo. La Plaza es similar a la de otras ciudades belgas: de forma irregular, con la catedral de estilo gótico, con una representación de la virgen María en lo alto, el ayuntamiento del siglo XVI, de estilo renacentista italiano y flamenco y otros edificios renacentistas adyacentes. Cuando fuimos había un escenario en el distintos coros cantaron canciones clásicas y modernas, lo cual amenizaba mucho el ambiente ya de por sí animado de la plaza. La fuente que está en el centro, la fuente de Brabo, es muy llamativa por su tamaño y color verdoso. Estas figuras representan el que se dice que es el inicio de la ciudad, en el que Brabo cortó la mano a un gigante, y lanzándola al río impidió el avance de los invasores hacia lo que hoy es Amberes, protegiéndola. Nosotros la vimos en funcionamiento, e impresiona no sólo por su tamaño, sino porque el chorro que sale de la mano del gigante cae directamente al suelo con fuerza. Como es un lugar en el que se fotografían muchos turistas y no tenemos una buena captura de la fuente. ¡tendréis que ir a verla en directo!

4. Museo Plantin-Moretus

Antes de empezar a contaos nada de este museo, me gustaría decir que para mí es una de los museos más interesantes que he visitado. Os vamos a dar varios motivos, pero lo mejor es que lo comprobéis vosotros mismos. Os empezamos contando que este museo presume de tener las máquinas de impresión más antiguas del mundo. Está situado en el taller original de Plantin y Moretus. Su imprenta y edición, Plantin Press, fue la más prolífera de todo Europa de la época. El museo además es Patrimonio Mundial de la UNESCO, así que ya tienes tres razones para visitarlo. Dentro puedes ver el taller de trabajo y los instrumentos originales para llevar a cabo las impresiones, desde letras gigantes y diminutas con diferente caligrafía, hasta decenas de prensas con y sin textos listas para imprimir, ediciones de libros, las obras de arte y la casa real de los editores, los patios centrales y mucho más ¿Entendéis por que es uno de nuestros museos top?

5. Castillo de Amberes

Muy cerca de la plaza central y del museo, se encuentra el castillo de Amberes. Está situado a la orilla del río. La entrada es de pago, pero se puede atravesar de forma gratuita para llegar al puente y cruzarlo, y desde ahí cruzar el puente y llegar a la pasarela sobre el río Escalada y los muelles a lo largo del mismo. El muelle donde se alberga el espacio multiactividades ‘t Volt está muy concurrido en días soleados. Las vistas son muy tranquilas.

6. Museo de Arte Contemporaneo

Tras un agradable paseo de quince minutos por la orilla del río, y algunas calles interiores con muestras de street art, llegamos al Museo de Arte Moderno de Amberes. Éste recoge una exposición permanente de artistas belgas, así como dos exposiciones temporales. Las vistas desde su terraza son agradables, y en todo caso, la terraza en sí misma es muy original, decorada con estructuras de madera lisa y en color.

Después de una jornada de noviembre soleada en Bélgica, volvimos dando un paseo pasando por Grote Mark hacia la estación, atravesando después la zona comercial de la ciudad y disfrutando de los últimos minutos de nuestro día de desconexión en un mercado de productos locales cercano a la estación.

¿Os teletransportaríais a alguno de estos lugares sin pensároslo? ¿Qué es lo que más os apetecería conocer? Deja un comentario aquí abajo y cuéntanos.

2 thoughts on “¡Qué bonita eres Amberes!”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *