Alquezar: colegiata, dobladillo y Sierra de Guara

Aragón España 🚗

Nos hemos escapado a la provincia de Huesca, a disfrutar de un dulce estupendo, el dobladillo, de una arquitectura muy cuidada, coronada por la Colegiata, y un entorno natural inigualable, la Sierra de Guara. Si, estamos en Alquézar, ideal para hacer una escapada de un fin de semana, disfrutar de la naturaleza y respirar ¿Nos acompañas a conocerlo?

Considerado uno de los pueblo más bonitos de España, Alquézar tiene algo especial que se respira desde que contemplas la villa desde lo alto, villa situada a la vera del valle del Vero, con la Colegiata reinando su cumbre.

Pasear por sus calles empedradas, observar la decoración de la fachadas y acercarse a la Plaza Mayor es un placer. Durante el paseo puedes disfrutar de rincones curiosos, arcos, pasajes y puertas de madera centenarias. Terminar la visita en la Colegiata es ideal, ya que desde la misma se puede contemplar toda la villa, además de la Sierra de Guara y el cañón del rio Vero.

Buscando respirar aire fresco y llenarnos de energía, decidimos hacer la ruta de las pasarelas del Vero, muy sencilla y cortita, y subir un poco más allá del mirador. La mayor parte del camino está asegurado con cables clavados a la roca, y la bajada se hace un poco más sencilla gracias a escaleras que se han hecho en la misma piedra. El desnivel es de 300 metros. La cueva de Picamartillo, que aparece a la izquierda al completar la bajada y justo antes de llegar al rio, es un lugar en el que se respira tranquilidad, muy agradable para pasar allí un momento de disfrute o para tomar un tentempié. Siguiendo el recorrido, se deben cruzar varias pasarelas de madera y metálicas ancladas a la roca, cruzando varios parajes bellísimos, como cascadas, el barranco de la Fuente, rocas erosionadas y las orillas del río, hasta que tras una última subida se llega al mirador. La ruta se amplía visitando el puente de Fuentebaños y el molino con el Azud.

Desde el mirador se contemplan unas vistas que quitan el hipo. Todo el cañón queda a tus pies, y se pueden observar más cerca de lo que te imaginas aves rapaces, algunas en peligro de extinción como el quebrantahuesos, las rocas donde duermen y huellas de sus actividades. Existen visitas guiadas en las que aprenderás a distinguir las formaciones rocosas, las construcciones en la roca y sus funciones y las aves que vuelan sobre tu cabeza, muy recomendables para realizar con niños.

No conocíamos este dulce típico de Alquézar. Sí el dobladillo de otros lugares, pero no el dobladillo de Alquézar, relleno simplemente de miel y almendras. Es sencillamente delicioso. Hay diversas panaderías en el pueblo que lo hacen. Existen otras variedades, como el de chocolate o cabello de ángel, pero tras probarlas todas en tamaño pequeño, decidimos adquirir uno clásico grande, era el que más rico estaba, y al fin y al cabo era el tradicional, de toda la vida.

¡Esperamos que os gusten nuestras fotos!

4 thoughts on “Alquezar: colegiata, dobladillo y Sierra de Guara”

  1. Ostras, es verdad que nos enseñais unos sitios maravillosos, las imagenes hablan por si mismas! Nunca he estado por esa zona y espero no tardar mucho en visitarla, Alquezar me ha parecido un sitio precioso, esas vistas del cañón impresionan y bueno, nunca he probado el dobladillo de ningún lado, pero creo que me encantaría!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para cumplir con el nuevo Reglamento General de Protección de Datos 679/2016, y que tus datos estén a salvo, debes leer y aceptar la política de privacidad. Tus datos serán guardados en un software externo que también cumple la normativa RGPD.